El 50% de los pacientes con linfoma de Hodking recaen tras el trasplante autólogo

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
08 nov 2019 - 12:33 h
|

Uno de los objetivos actuales en el abordaje del linfoma de Hodgkin es identificar a aquellos pacientes con riesgo de recaída tras el trasplante de progenitores hematopoyéticos. El simposio ‘Retos y controversias en el tratamiento de pacientes con Linfoma de Hodgkin con alto riesgo de recaída postrasplante. ¿Es posible alcanzar la curación?’ analizó las diferentes estrategias actuales.

Anna Sureda, del Institut Català D’Oncologia de Hospitalet de Llobregat, explica que “los estudios pivotales, que han demostrado la superioridad del trasplante autólogo frente a la quimioterapia de rescate convencional, han arrojado que un 50 por ciento de los paciente recaen después del trasplante.” Sin embargo, puntualiza que “estos porcentajes no son iguales en todos los pacientes. Los sujetos con mejor pronóstico tienen un 80 por ciento de posibilidades de ser curados con el trasplante”.

La siguiente alternativa para pacientes en recaída postrasplante era, tradicionalmente, el trasplante alogénico. “Los pacientes jóvenes con un donante adecuado y con una enfermedad que responde en un primer momento a la quimioterapia previa eran candidatos a un trasplante alogénico, una estrategia que es capaz de curar a un porcentaje significativo de estos pacientes” destaca Sureda. Sin embargo, los efectos secundarios al mismo provocó que no fuera una estrategia de tratamiento universalmente utilizada.

“En los últimos años han aparecido nuevos fármacos que nos ofrecen una nueva oportunidad. Entre ellos brentuximab vedotina (BV, Takeda) cuya primera indicación fue para los pacientes en recaída después de un trasplante autólogo”, continúa. “Más reciente hemos conocido buenos resultados con los inhibidores de checkpoint. Estas estrategias, solas o combinadas, son las que barajamos actualmente”, añadió.

Estudio Aethera

El estudio Aethera, llevado a cabo por la compañía Takeda, demostró un incremento significativo en la supervivencia libre de progresión (SLP) después del trasplante autólogo en pacientes con elevado riesgo de recaída en los que se utilizaba BV como tratamiento de consolidación.

En la valoración del estudio a los cinco años de seguimiento, la mejora en SLP en el grupo de pacientes consolidado con BV se mantiene. De hecho, la curva de supervivencia es un 20 por ciento superior frente a los pacientes del grupo que recibieron placebo.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales