El abordaje de los linfocitos infiltrantes de tumor, una nueva vía en cáncer

Tras la terapia CAR-T, potenciar la investigación en este área puede ser la clave en tumores sólidos
Herramientas
Enviada especial a Basilea
|
06 sep 2019 - 12:22 h
|

La terapia CAR-T ha supuesto un punto de inflexión en el abordaje de los cáncer hematológicos. Sin embargo, ahora queda resolver su aplicación en los tumores sólidos. Durante el ‘Encuentro con medios’ celebrado por Novartis en Basilea (Suiza), los especialistas han hecho hincapié en potenciar la investigación de los linfocitos infiltrantes de tumor (TIL).

“El problema con los tumores sólidos es encontrar la mutación ‘Drive’ . Cuando analizamos los cambios que hay en un tumor encontramos muchas mutaciones, entonces tenemos que discriminar cuáles son las mutaciones ‘passengers’ y cuáles son las que mandan”, explicó Eva López directora médica de Novartis Oncology España. “Aún así, cada tumor es muy personalizado, y aunque es difícil de agrupar, se está investigando muchísimo con las CART-T pero presenta ciertas dificultades por este motivo”, afirma la oncóloga, quien subraya que “en paralelo se está empezando a investigar los linfocitos infiltrantes de tumor (TIL), que ocurren en cierta frecuencia en los tumores sólidos y son diferentes de un paciente a otro. Pero si somos capaces de reprogramar esos linfocitos y hacerlos multiplicar los podemos volver a infundir en el tumor sólido”, añade. En definitiva “hay que intentar buscar una personalización muy alta o ir por el abordaje de TIL”, añade.

Proyectos de Novartis

Entre las principales áreas terapéuticas en las que esta trabajando la compañía Novartis, Eva López ha destacado a GM la investigación en cáncer de mama con receptores hormonales positivos.

“Representa más o menos el 70 por ciento de los subgrupos de cáncer de mama. Por lo que estamos trabajando con los inhibidores de ciclina con unos datos en supervivencia muy interesantes”, señala. Por su parte, también están enfocados en las pacientes con mutación en PI3K con un fármaco selectivo para esta mutación. “Creemos que el hecho de que se pueda determinar molecularmente donde está la mutación va a ayudar mucho a seleccionar que pacientes que se pueden beneficiar”, puntualiza.

En cáncer de pulmón, se encuentran trabajando con terapias dirigidas tanto en pacientes BRAF como en alteraciones de MET “y también en inmunoterapia con tratamientos posteriores a la primera oleada de inmunoterapia”, asegura. Asimismo están investigando como a nivel de interluquina 1 pueden modificar la inflamación que crea la enfermedad (inflamasoma) “y lo estamos estudiando tanto en fases adyuvantes muy precoces como en primera y segunda línea metastásica. En cáncer de pulmón hay mucho trabajo por delante”, asegura.

Sobre las enfermedades hematológicos, tras 25 años sin ninguna nueva terapia en leucemia mieloide aguda (LMA,) recientemente la compañía ha comercializado midostaurina (Rydapt) que va dirigido a la mutación FLT3 “pero también estamos viendo respuestas en pacientes sin esta mutación, por lo que estamos haciendo un estudio de registros”, añade.

Asimismo, están trabajando con ruxolitinib (Jakavi) en la enfermedad injerto contra huésped. “Los datos que tenemos pueden ser muy buenos e intentamos consolidarlos en distintos fases 3 tanto en adultos como niños. Esto quitaría muchos limites a la hora de hacer trasplantes en candidatos que no lo son porque son ya mayores”, concluye la oncóloga.

Twitter
Suplementos y Especiales