El cruce de caminos entre cardiopatías y cáncer, “un problema emergente”

Preocupación ante la elevada incidencia de tumores en los pacientes con problemas cardiacos
Herramientas
Madrid
|
01 feb 2019 - 13:10 h
|

La Jornada Cardio-Oncología Pediátrica, celebrada en el Hospital Universitario La Paz de Madrid, puso sobre la mesa un problema emergente: cada vez hay más pacientes con cardiopatías que acaban desarrollando un cáncer.

Federico Gutiérrez-Larraya, jefe de Servicio Cardiología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz, ha resumido a GM que “se sacó en claro que este es un problema emergente, cada vez hay más pacientes con cardiopatías y más pacientes con cáncer. Gracias a todos los avances que existen ahora, los pacientes viven más y empiezan a aparecer problemas que antes no veníamos venir. Los pacientes con trasplantes de corazón tienen una incidencia de casi un 10 por ciento de sufrir leucemia o linfoma los 5-10 años. Una incidencia que es muchísimo más elevada que la de la población normal”, resalta el especialista.

Asimismo, “hay muchos pacientes pediátricos con leucemias y linfomas y otros tumores que se han tratado con medicamentos que son tóxicos para toda la familia y que han dado lugar a cardiopatías” ya que son nocivos para el corazón, asegura.

Uno de los desafíos del futuro es averiguar porque los pacientes con problemas cardiacos tienen una incidencia de padecer cáncer mucho más elevada que la población normal.

“Es difícil de encontrar el vínculo. Hay que saber por qué. Puede estar incidiendo desde la propia predisposición genética que exista así como la gran cantidad de exploraciones a las que se someten los pacientes. Se les hace muchos escáneres, muchos cateterismos... Son vulnerables por muchas circunstancias y hemos puesto sobre la mesa averiguar por qué sucede esto”, subraya el cardiólogo.

Personalizar el tratamiento

La celebración de este tipo de jornadas permite crear escenarios para el intercambio de conocimiento. “Lo que veníamos haciendo hasta ahora era un abordaje tardío. Lo que planteamos ahora es una actitud distinta, de prevención desde el principio, de personalización del tratamiento, y de hacer un seguimiento activo con técnicas nuevas que nos permiten detectar el problema en una fase más subclínica”, concluye,

<p>El cruce de caminos entre cardiopatías y cáncer, “un problema emergente”</p>
Twitter
Suplementos y Especiales