El EASL arroja los primeros datos sobre esteatohepatitis no alcohólica

Se presentan los primeros datos positivos de un fármaco y se anuncia un ensayo conjunto
Temas relacionados:
Herramientas
Enviada Especial a Viena
|
17 abr 2019 - 11:45 h
|

El International Liver Congress 2019, organizado por la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL), ha presentado nuevos datos sobre ensayos clínicos para el tratamiento de la esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés), así como avances en la eliminación de la hepatitis C.

Actualmente no existe ningún tratamiento en el mercado para NASH, por lo que varias compañías farmacéuticas centran gran parte de sus esfuerzos en avanzar en esta área.

Hace unos días, las compañías Gilead y Novo Nordisk anunciaban que desarrollarán un ensayo de manera conjunta, en el que utilizarán la combinación de cilofexor y firsocostat con la semaglutida para ver cómo influye en el abordaje del NASH. Los especialistas han destacado la necesidad de trabajar en esta materia, teniendo en cuenta las limitadas opciones de tratamiento con las que cuentan estos pacientes.

Por su parte, en el marco del Congreso de la EASL, se han presentado los primeros datos positivos de un fármaco para el tratamiento del NASH. Estos datos se desprenden del estudio Regenerate, llevado a cabo por la compañía Intercept, en el que se ha testado el uso de ácido obeticólico (AOC) en pacientes con fibrosis hepática secundaria a esteatohepatitis no alcohólica; este ensayo clínico se encuentra actualmente en fase 3 y en el análisis primario de eficacia se ha demostrado que la administración diaria de 25 gramos de AOC cumple el criterio de valoración de mejoría de la fibrosis, sin que empeore la NASH, respecto a aquellos participantes del ensayo que recibieron placebo. Además, un porcentaje mayor de pacientes tratados en los grupos con AOC comparados con placebo consiguieron el objetivo primario de resolución de EHNA sin empeoramiento de la fibrosis hepática, aunque no se ha logrado alcanzar en este apartado significación estadística. Aun así, desde Intercept destacan que la administración de AOC demostró una eficacia hepática consistente en un amplio abanico de parámetros bioquímicos e histológicos adicionales.

Avances en VHC

Durante los últimos años el tratamiento de la hepatitis C ha experimentado un avance radical. España es uno de los países en los que este progreso ha sido más notable, tratándose a alrededor de 120.000 pacientes desde que se pusiera en marcha el Plan Estratégico sobre esta enfermedad en el año 2015.

En este sentido, durante el Congreso se han presentado datos positivos sobre Epclusa (Gilead), tratamiento pangenotípico y panfibrótico, y sobre Harvoni (Gilead), indicado para pacientes con hepatitis C crónica y genotipos 1, 4, 5 o 6. Ambos fármacos han mostrado altos índices de efectividad. El objetivo es tratar de llegar a poblaciones y colectivos más difíciles, y seguir aumentando las tasas de curación a través de diferentes proyectos, enfatizando en la microeliminación del VHC.

<p>El EASL arroja los primeros datos sobre esteatohepatitis no alcohólica</p>
Twitter
Suplementos y Especiales