España puede ganar la “guerra biológica” de las bacterias bajando la presión antibiótica

Herramientas
Madrid
|
16 feb 2018 - 14:17 h
|

El origen de la crisis de los antibióticos está en una “guerra biológica” donde las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos de forma más rápida que el ser humano. De esta manera tan gráfica, el presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (Seimc), José Miguel Cisneros, explicó que el abuso de antibióticos está suponiendo una amenaza en auge. Lo hizo en la jornada ‘Pasado, presente y futuro de los antibióticos’, organizada por Reig Jofre y la Fundación Isabel Gemio.

España está a la cabeza del mundo en consumo, y “no hay razón climática, geográfica ni genética que lo justifique”, explicó Cisneros. En su opinión, si baja la presión antibiótica, bajarán también las resistencias, pero para ello los ciudadanos deben cambiar la cultura de la “abundancia” y los profesionales el “chip”. Entre las soluciones, los expertos apuntan a evitar la automedicación. Además, es importante que la industria farmacéutica recupere la investigación de nuevos antibióticos y que “la UE financie la investigación público-privada para desarrollar fármacos estratégicos activos frente a bacterias multirresistentes con proyectos como la Innovative Medicines Initiative”.

Para el presidente de Seimc, resulta clave impulsar los programas de optimización, donde trabajan microbiológos, infectólogos, intensivistas, preventivistas y médicos de atención primaria, aunque “ son necesarios más recursos”. A nivel global, habría que mejorar las condiciones higiénico-sanitarias para evitar la transmisión de microorganismos resistentes, así como conseguir mejores diagnósticos.

Con todo, “el volumen de conocimiento que la Ciencia produce sobre los antibióticos es extraordinario y la formación continuada de un especialista dedicada a estos medicamentos es marginal”, denunció Cisneros. Todo esto permitirá, como aseguró el subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio, Carlos Lens, la racionalidad, es decir, utilizar solo los antibióticos cuando sea necesario y la indicación sea clara, evitando así el uso por complacencia.

Twitter
Suplementos y Especiales