Hacia una estrategia común en leucemia linfocítica crónica

La iniciativa GlobalLLC reúne a especialistas para definir los estándares óptimos de cuidado del paciente
Herramientas
Madrid
|
02 mar 2018 - 12:13 h
|

La leucemia linfocítica crónica (LLC) es la leucemia más frecuente de la edad adulta, representando una de las enfermedades hematológicas más comunes.

La tasa de incidencia de la LLC en Europa es de aproximadamente 5,87 y 4,01 casos por 100.000 personas al año, en varones y mujeres respectivamente. En España se estima que se diagnostican unos 2.000 casos anuales.

La edad de diagnóstico se da en torno a los 70 años, lo que complica el tratamiento de estos pacientes porque se trata de personas ancianas con múltiples patologías.

Especialistas en hematología, médicos de atención primaria, enfermeros, farmacéuticos de hospital... Trabajan juntos en GlobalLLC, una iniciativa estratégica de salud en LLC que nace con la finalidad de definir cuáles deben ser los estándares del cuidado del paciente.

“El objetivo es establecer un estándar óptimo de la LLC intentando marcar las necesidades que surgen en todo el proceso asistencial y lanzar recomendaciones sobre la aplicación y el manejo de la enfermedad”, explica a GACETA MÉDICA el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Ángel Gil, que forma parte de esta iniciativa liderada por la Cátedra de Resultados en Salud de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid y apoyada por la biofarmacéutica Abbvie.

“Queremos proponer indicadores que permitan de alguna manera evaluar y mejorar los resultados que tenemos en salud de la LLC y analizar un poco la calidad y la inequidad en el cuidado de los pacientes con esta enfermedad en el conjunto de España”, añade Gil.

Los puntos iniciales de la estrategia se centran en medidas y recomendaciones para algoritmos de manejo diagnóstico, la optimización del abordaje del paciente de atención primaria, así como el papel de enfermería y farmacia.

“Lo que hemos detectado en este grupo es que había cierta descoordinación. Es verdad que la LLC tiene un grupo de población diana entre los 70 y los 72 años, gente mayor, y a veces el hematólogo no tiene acceso a ellas. Están con el médico de familia y hemos comprobado que había un abordaje diferente entre los distintos especialistas”, continúa el catedrático. “La idea era juntar a todos los especialistas implicados, todos los profesionales de medicina y enfermería, así como a gente del ámbito directivo pare establecer como debe ser el abordaje general que deberíamos tener entre todos”, subraya.

Difícil diagnóstico

El diagnóstico del paciente asintomático y el procedimiento del paciente sin tratar son algunos de los restos a los que se enfrentan los expertos.

“Un dato también que tenemos que tener presente es que es un grupo muy importante dentro de las leucemias. Al darse en gente mayor hace que tengamos más pacientes con esta patología y a veces el hallazgo puede ser una analítica sanguínea que se hace en atención primaria y que puede confundirse con una infección. Pero que si el médico de familia tiene las herramientas adecuadas puede derivar con más agilidad y con una seguridad mayor en el diagnóstico a los oncólogos y hematólogos”, resalta Ángel Gil.

El objetivo al finar es conseguir un diagnostico más rápido y más precoz. “El porcentaje más alto de pacientes en la consulta del médico de familia es la de población mayor de 75 años con pluripatologías que se hacen revisiones generales una vez año. En esas revisiones, el médico puede tener ahora presente esta enfermedad si ve alguna anomalía”, puntualiza el catedrático.

Con esta iniciativa “habremos juntado a 32 personas con diferentes perspectivas y cada uno ha dicho mira yo como médico de familia necesitaría tener el informe del hematólogo o el oncólogo etc. Estas características son la lectura que tiene esta iniciativa. El haber puesto en común a tantos profesionales viendo esta realidad. Esa es la parte más importante, luego hay que cuantificar cual es el peso real de la LLC que al final es casi el 35 por ciento de todas las leucemias”, incide Gil.

Las conclusiones obtenidas por parte del grupo de expertos y asesores van a quedar plasmadas en un documento final que los coordinadores del proyecto esperan que esté listo en breves.

“La iniciativa acaba de finalizar con todo el trabajo en equipo y ahora viene el trabajo de comunicarlo y difundirlo. Y se puede propagar entre los profesionales de medicina familiar y comunitaria, enfermería, hacer reuniones...” concluye Gil.

El tratamiento de la LLC no es nada sencillo sobre todo por dos importantes dificultades: por un lado, la edad media de los pacientes y las propias características de la enfermedad. En función de la evolución de la patología hay pacientes que nunca requerirán tratamiento, otros que vivirán fases asintomáticas seguidas de actividad y tratamiento, y otro grupo en el que la enfermedad se presentará en su forma más agresiva y que deberá ser tratado inmediatamente en el momento del diagnóstico.

El mes pasado ibrutinib (Imbruvica, Janssen) recibía la aprobación para la ampliación del uso en España en los pacientes LLC sin tratamiento previo. Se trata de un tratamiento que se administra una vez al día por vía oral, sin tener que acudir al hospital.

Pacientes con LLC

La edad de diagnóstico se da en torno a los 70 años, lo que complica el tratamiento de estos pacientes

Tasa de incidencia

La LLC es la leucemia más frecuente en la población adulta con 2.000 casos anuales nuevos en España

Twitter
Suplementos y Especiales