ESMO World Congress on Gastrointestinal Cancer 2019

La combinación de terapias dirigidas mejora la supervivencia en CCRm

La triple terapia podría sustituir a la quimioterapia en uno de cada siete pacientes con mutación BRAF
Herramientas
Madrid
|
12 jul 2019 - 12:11 h
|

La combinación de encorafenib, binimetinib y cetuximab podría reemplazar a la quimioterapia en uno de cada siete pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRM) que tengan mutación BRAF. Así lo sugiere un nuevo estudio presentado en el Congreso Mundial ESMO sobre Cáncer Gastrointestina.

Los datos del estudio Beacon CRC fase III indica que la triple terapia dirigida a mutaciones BRAF en tumores colorrectales metastásicos progresivos mejora signficativamente la supervivencia global y la respuesta objetiva.

El cáncer colorrectal no responde únicamente a la terapia BRAF porque las células tumorales se adaptan a través de otros mecanismos al tratamiento inicial. Un mejor conocimiento de la activación de los genes relacionados con el cáncer ha permitido líneas de investigación como esta para inhibir BRAF y los mecanismos mencionados.

Andrés Cervantes, profesor del Instituto de Investigación Biomédica Incliva, de la Universidad de Valencia, destacó durante la presentación de los datos que “sería importante que todos los pacientes con cáncer colorrectal se sometan a pruebas de mutaciones BRAF a la luz de estos resultados. Ahora tenemos un tratamiento específico que puede cambiar el curso natural de la enfermedad en pacientes con mutaciones que es mejor que la terapia anterior, por lo que es esencial que los pacientes se sometan a pruebas rutinarias”.

Asimismo, el especialista ha señalado que es “muy buena noticia” que se pueda administrar esta combinación específica sin la necesidad de quimioterapia, dado los efectos secundarios. Esta triple terapia se debe limitar al grupo de pacientes tratados en el ensayo, pero Cervantes aseguró que hay que investigar en otros entornos donde más pacientes puedan beneficiarse

Beacon CRC

En el estudio Beacon CRC se trataron a 665 pacientes con cáncer colorrectal mutante BRAF V600E que habían progresado después de uno o dos regímenes previos. Se dividió entre el tratamiento con la triple terapia, tratamiento con encorafenib y cetuximab o con la elección del investigador de irinotecán o ácido folínico, fluoruracilo e irinotecán y cetuximab.

La supervivencia global media fue de nueves meses para la terapia triple en comparación con los 5,4 meses para la terapia estándar. La mediana de supervivencia global para la combinación de tratamiento doble fue de 8,4 meses en comparación con la terapia estándar.

La combinación de encorafenib, binimetinib y cetuximab podría reemplazar a la quimioterapia en uno de cada siete pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRM) que tengan mutación BRAF. Así lo sugiere un nuevo estudio presentado en el Congreso Mundial ESMO sobre Cáncer Gastrointestina.

Los datos del estudio Beacon CRC fase III indica que la triple terapia dirigida a mutaciones BRAF en tumores colorrectales metastásicos progresivos mejora signficativamente la supervivencia global y la respuesta objetiva.

El cáncer colorrectal no responde únicamente a la terapia BRAF porque las células tumorales se adaptan a través de otros mecanismos al tratamiento inicial. Un mejor conocimiento de la activación de los genes relacionados con el cáncer ha permitido líneas de investigación como esta para inhibir BRAF y los mecanismos mencionados.

Andrés Cervantes, profesor del Instituto de Investigación Biomédica Incliva, de la Universidad de Valencia, destacó durante la presentación de los datos que “sería importante que todos los pacientes con cáncer colorrectal se sometan a pruebas de mutaciones BRAF a la luz de estos resultados. Ahora tenemos un tratamiento específico que puede cambiar el curso natural de la enfermedad en pacientes con mutaciones que es mejor que la terapia anterior, por lo que es esencial que los pacientes se sometan a pruebas rutinarias”.

Asimismo, el especialista ha señalado que es “muy buena noticia” que se pueda administrar esta combinación específica sin la necesidad de quimioterapia, dado los efectos secundarios. Esta triple terapia se debe limitar al grupo de pacientes tratados en el ensayo, pero Cervantes aseguró que hay que investigar en otros entornos donde más pacientes puedan beneficiarse

Beacon CRC

En el estudio Beacon CRC se trataron a 665 pacientes con cáncer colorrectal mutante BRAF V600E que habían progresado después de uno o dos regímenes previos. Se dividió entre el tratamiento con la triple terapia, tratamiento con encorafenib y cetuximab o con la elección del investigador de irinotecán o ácido folínico, fluoruracilo e irinotecán y cetuximab.

La supervivencia global media fue de nueves meses para la terapia triple en comparación con los 5,4 meses para la terapia estándar. La mediana de supervivencia global para la combinación de tratamiento doble fue de 8,4 meses en comparación con la terapia estándar.

Twitter
Suplementos y Especiales