La detección precoz, prioridad en cáncer de cabeza y cuello

Expertos destacan los avances conseguidos en los últimos años en cirugía, diagnóstico y tratamiento de la patología
Herramientas
Madrid
|
22 sep 2017 - 13:30 h
|

la detección temprana del cáncer de cabeza y cuello se ha convertido en una prioridad de los oncólogos. “Puede afectar a la respiración, al habla, a la deglución y a la apariencia física. Estas secuelas, en una sociedad como la nuestra, supone el aislamiento del paciente y enormes dificultades para la reincorporación a la vida normal después de superar la enfermedad”, señaló Lara Iglesias, adjunta al Servicio de Oncología Médica en Cáncer de Cabeza y Cuello del Hospital 12 de Octubre de Madrid y representante del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello y del Grupo Español de Oncología Radioterápica de Cabeza y Cuello, en un contexto marcado por la Campaña Make Sense, dirigida por la Sociedad Europea de Cáncer de Cabeza y Cuello (EHNS en sus siglas en inglés) y celebrada en el marco de la V Semana Anual de Concienciación sobre el Cáncer Escamoso de Cabeza y Cuello.

La Fundación Merck salud y el laboratorio farmacéutico Merck han apoyado por segundo año esta campaña orientada a concienciar sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico de esta enfermedad asociada al consumo de alcohol y tabaco. Esta enfermedad provoca todos los años 350.000 muertes en España.

Con el objetivo de avanzar en el diagnóstico precoz de la enfermedad, expertos en patología han puesto en marcha la regla ‘Uno durante Tres’, que se ha impuesto como el método más adecuado para identificar la enfermedad en un estadio temprano. El paciente debe acudir a la consulta de atención primaria deben derivar al especialista si presenta uno de estos síntomas: lengua dolorida, úlceras, dolor de garganta, bulto en el cuello, ronquera persistente, dolor o dificultad para tragar o nariz obstruida durante más de tres semanas.

Documento de consenso

Además del apoyo a esta campaña, la Fundación Merck Salud ha elaborado un documento de consenso para mejorar la atención de estos pacientes desde el momento de su diagnóstico hasta el tratamiento y recuperación.

“Históricamente ha sido una enfermedad asociada más a los hombres por su mayor consumo de alcohol y tabaco, pero la incorporación de la mujer a estos hábitos está igualando el número de casos”, ha explicado la doctora Iglesias, que ha señalado también que, en los últimos años se ha descubierto la asociación entre el Virus del Papiloma Humano (VPH) y el cáncer escamoso de cabeza y cuello, sobre todo en Estados Unidos, por lo que hay más pacientes jóvenes, que responden mejor al tratamiento.

Iglesias puso de manifiesto los avances conseguidos en este campo durante los últimos años. “Las cirugías son más conservadoras y las reconstrucciones más fieles, de forma que los pacientes sufren menos secuelas. Por otro lado, la radioterapia es más precisa y se han incorporado nuevos fármacos a la quimioterapia, se ha avanzado hacia la inmunoterapia (los agentes que tratan de estimular las defensas del propio organismo para actuar contra el tumor) y contamos con más variedad de analgésicos”, añadió la especialista del Hospital 12 de Octubre.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales