“Las combinaciones de inmunoterapia serán cruciales en oncología”

Uno de los padres de la inmunoterapia, Tasuku Honjo, recorre con GM los hitos de su investigación
Herramientas
Madrid
|
08 nov 2019 - 12:33 h
|

El camino para descubrir la inmunoterapia ha sido largo y todavía queda mucho por recorrer. Tasuku Honjo es considerado uno de los ‘padres’ de esta terapia, logro que le ha valido para ganar el Premio Nobel de Medicina 2018. El investigador explica para GM la situación actual de la inmunoterapia y los retos por lograr.

Uno de ellos, es conseguir que cada vez más pacientes se beneficien de la inmunoterapia. ¿Cómo? A través de biomarcadores. “Actualmente no hay marcadores demasiado buenos, los más utilizados son la alta frecuencia de mutaciones dentro de un tumor que es lo que ayuda al cuerpo a detectar que hay anomalías, es el indicador que más ayuda en estos momentos a que el tratamiento sea eficaz”, explica.

La investigación se está centrando en estos aspectos. Como indica Honjo, hay mucha gente trabajando, “pero las combinaciones serán cruciales”, añade.

Una combinaciones que, según explica, incluirían los inhibidores de PD-1 más otro elemento. Este puede ser de diferentes tipos como quimioterapia, radioterapia u otros tipos de tratamientos. “Ahora realizamos un abordaje diferente para tratar de actuar sobre la actividad de la mitocondria para que las células no se dividan tan rápidamente, proceso para el que necesitan mucha energía”. Hay muchas posibilidades en este sentido, pero habrá que esperar algunos años hasta ver los avances existosos.

Más allá de PD-1 y CTL4, que son las que han mostrado una gran utilidad. Honjo asegura que hay investigadores buscando otras moléculas y proteínas diferentes. Una línea en la que, a su juicio, hay muchas posibilidades.

La investigación, en la diana

Actualmente, la inmunoterapia ha demostrado mayor eficacia en melanoma, pero también se han hallado buenos resultados en cáncer de pulmón. “En estos dos tipos de cáncer se logran muy buenos resultados porque suelen contener una alta cantidad de mutaciones, que es un factor que ayuda a que la inmunoterapia sea efectiva en los pacientes”, asegura el investigador.

En materia de investigación, el Nobel asegura que es necesario aportar más recursos a la I+D. “La investigación a día de hoy es muy cara, sobre todo en biología. Se están desarrollando tecnologías muy novedosas y sofisticadas, con un coste muy alto, por lo que hay que aumentar la financiación y que cada vez más gente trabaje en ello”.

Atendiendo a los proyectos de I+D sobre cáncer que se están desarrollando, Honjo considera que además de buscar otras dianas terapéuticas, la combinación de terapias que tengan en cuenta la actividad de las células T, va a ser fundamental en el avance contra la enfermedad.

En la actualidad, dice Honjo, hay enfermedades como la demencia o el Alzheimer que afectan cada vez a más personas de avanzada edad. Estas desembocan en problemas de salud mayores, y de momento no somos capaces de evitar su progreso, lo que causa una gran mortalidad. “Quizá se deba poner el foco en este tipo de enfermedades”.

Con todo, el Nobel se encuentra actualmente investigando cómo funciona el mecanismo molecular del sistema inmune. “Trato de analizar cómo cambian los genes y la implicación de los linfocitos, para investigar cómo se puede actuar sobre este proceso y sus posibles aplicaciones en la práctica clínica”.

El futuro
“La combinación de terapias que tengan en cuenta la actividad de las células T, va a ser fundamental”

La inmunoterapia
“Ha demostrado mayor eficacia en melanoma y se han hallado buenos resultados en pulmón”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales