Las personas con una enfermedad inflamatoria tipo 2 tienen mayor riesgo de convivir con otra patología

Herramientas
|
02 oct 2019 - 12:05 h
|

Durante el evento celebrado por Sanofi Genzyme y Regeneron ‘La conexión de Inflamación Tipo 2: descubriendo conexiones ocultas’, en el marco del congreso de la European Respiratory Society (ERS), se ha hecho hincapié en que las personas con una enfermedad inflamatoria tipo 2 tienen mayor riesgo de convivir con otra patología del mismo tipo.

Ian Pavord, profesor de medicina respiratoria en la Universidad de Oxford, explicó que las enfermedades inflamatorias tipo II presentan factores comunes y comparten características. “A menudo, los pacientes conviven con varias patologías de este tipo pero no entienden cómo se conectan ni las opciones de tratamiento disponibles para ellos”, resaltó.

Hasta el 35% de las personas con asma grave sufren dermatitis atópica y hasta el 50% de las personas con dematitis tienen asma. Alrededor del 50% de los pacientes con rinosinusitis crónica con pólipos nasales (RSCPN) padecen también asma y hasta el 43% de aquellos que tengan asma severa tienen también RSCPN. Asimismo, el 17% de las personas con RSCPN padecen dermatitis atópica y el 13% de las personas con dermatitis atópica de moderada a severa sufren (RSCPN).

Asimismo, el experto indicó que estudios recientes han demostrado que la inflamación tipo 2 es parte de una respuesta inmune normal a ciertos alérgenos e infecciones como los anquilostomas

Impacto de la enfermedad

Algunos de los síntomas más inmediatos y que producen mayor impacto en la vida de los pacientes son el picor debilitante en dermatitis atópica, los ataques y la dificultad para respirar en asma y la pérdida de olor y el gusto en RSCPN.

“Pero algunos pacientes comparten comorbilidades en como su enfermedad impacta en sus vidas. Por ejemplo, los síntomas crónicos, persistentes y a menudo debilitantes que pueden empeorar y ser difíciles de controlar, así, como los efectos secundarios de los tratamientos estándar de atención, tales como corticosteroides sistémicos/ inmunosuspresores”, describió Pavord.

El 75% de los pacientes con dermatitis atópica de moderada a severa no tienen controlada la enfermedad y el 45% de los pacientes con asma en Europa que están en tratamiento tampoco están controlados. Por su parte, alrededor del 79% de los pacientes con RSCPN experimentan pólipos recurrentes un año después de la cirugía.

Twitter
Suplementos y Especiales