Los avances en el terreno de la inmunooncología se dan cita en Suiza

ESMO presenta novedades en cáncer de pulmón, melanoma metastásico y cáncer de vejiga
Herramientas
Madrid
|
15 dic 2017 - 12:22 h
|

Ginebra (Suiza) ha acogido la reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) sobre inmunooncología en la que se han presentado las últimas novedades en este terreno.

Entre ellas, una nueva terapia de combinación de primera línea que mejora la supervivencia libre de progresión en el cáncer de pulmón no microcítico (CPCNP, por su siglas en inglés.).

Así se ha destacado en los resultados del ensayo en fase III IMpower150. “Este es el primer ensayo de fase III que informa sobre la combinación de quimioterapia, tratamiento antiangiogénico y la inmunoterapia como tratamiento de primera línea para NSCLC avanzado no escamoso “, explicó Martin Reck, jefe del Departamento de Oncología Torácica de Lung Clinic Grosshansdorf en Alemania. “La prueba se encontró en la supervivencia libre de progresión y en la supervivencia global Los resultados parecen alentadores”, añadía.

Según el ensayo, existe un fundamento científico para respaldar las combinaciones que se han explorado. Bevacizumab (Avastin, de Genentech) puede mejorar la capacidad del atezolizumab (Tecentriq, de Roche) para restablecer la inmunidad contra el cáncer al inhibir el factor de crecimiento endotelial vascular.

IMpower150 incluyó a 1.202 pacientes que se asignaron al azar a uno de estos tres grupos: A) quimioterapia más atezolizumab, B) quimioterapia más atezolizumab y bevacizumab o C) quimioterapia más bevacizumab.

La comparación de supervivencia se realizó entre los brazos B y C y mostró que la combinación de atezolizumab, bevacizumab y la quimioterapia fueron superiores a bevacizumab y quimioterapia con una mediana de supervivencia de 8,3 versus 6,8 meses .

“Hubo una mejora significativa y clínicamente relevante en la supervivencia libre de progresión a favor de atezolizumab para bevacizumab y quimioterapia. Los resultados muestran que hay una manera de mejorar la eficacia de la quimioterapia basada en platino en pacientes con NSCLC avanzado no escamoso. Por el contrario, no hubo problemas de toxicidad con esta combinación, por lo que parece ser un enfoque factible para este grupo de pacientes”, resaltó Reck.

“La inmunoterapia es un tratamiento estándar después de la quimioterapia basada en platino en pacientes con NSCLC avanzado”, puntualizó Solange Peters, director del Departamento de Oncología del Centre Hospitalier Universitaire Vaudois (CHUV) de Lausana, Suiza. “La inmunoterapia de primera línea sola es beneficiosa en aquellos con una alta expresión de PD-L1, que constituyen menos de un tercio de pacientes con NSCLC”, añadió.

Respuesta inmune en melanoma

Otro de los avances que destacaron en este encuentro fueron los estudios acerca de un nuevo compuesto que puede restaurar la respuesta inmune en pacientes con melanoma. “Los inhibidores del punto de control son una inmunoterapia estándar para el melanoma metastásico”, subrayó Sapna Patel, profesor asistente del Departamento de Oncología Médica Melanoma de la MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas (EE.UU.). Sin embargo, muchos pacientes no responden porque las células supresoras derivadas de mieloides (MDSC), un tipo de célula inhibidora, están presentes en el microambiente tumoral”, explicó el especialista.

En un estudio en animales pudieron comprobar que la omaveloxolona inhibía los MDSC y restauraba la actividad inmunológica”, continuó Patel. “Las células supresoras producen radicales reactivos de nitrógeno que alteran los receptores en la superficie del tumor para ocultar de linfocitos citotóxicos que matan células tumorales. Omaveloxolona inhibe la actividad MDSC, suprime el nitrógeno reactivo radicales, y restaura las respuestas inmunes antitumorales. La administración de omaveloxolone con inhibidores de punto de control puede mejorar la respuesta antitumoral de estas inmunoterapias”.

El ensayo investigó la seguridad y eficacia de omaveloxolona en combinación con inhibidores del punto de control como ipilimumab (Yervoy, de Bristol-Myers Squibb) o nivolumab (Opdivo, de de BMS).

El estudio incluyó 30 pacientes con cáncer irresecable o melanoma metastásico, de los cuales siete fueron excluidos de los inhibidores del punto de control y 23 tuvieron un tratamiento previo con inhibidor del punto de control.

La tasa de respuesta global fue del 57 por ciento en pacientes sin tratamiento previo con inhibidor de control y del 17 por ciento en aquellos con exposición previa.

Cáncer de vejiga

El último estudio presentado destacó que anticuerpos terapéuticos como el atezolizumab puede inducir respuestas importantes y duraderas en pacientes con diversos cánceres, incluido el cáncer de vejiga metastásico. Sin embargo, tales respuestas ocurren solo en un subconjunto de pacientes.

“Entender por qué el 70-80 por ciento es resistente nos permitiría dirigir el mecanismo de los inhibidores del punto de control a más pacientes”, aseguró el autor principal Sanjeev Mariathasan, del Departamento de biomarcadores de Oncología en la compañía Genentech de South San Francisco (EE. UU.).

Bevacizumab mejora la capacidad de atezolizumab para reestablecer la inmunidad contra CPCNP

Omaveloxolona inhibe los MDSC en melanoma y restaura la actividad inmunológica

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales