Los biomarcadores, pieza clave en el tratamiento de cáncer pulmón

Las estimaciones apuntan a que en 2025 habrá 34.000 nuevos casos, 6.000 más que hoy en día
Herramientas
Madrid
|
10 nov 2017 - 13:31 h
|

“Alarmante”. Así ha definido la situación en España respecto al cáncer de pulmón Rosario García Campelo, representante de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), durante la presentación de la campaña de la compañía biofarmacéutica MSD ‘Conoce, Habla, Actúa‘, celebrada en Madrid.

Tal y como ha explicado la oncóloga, el cáncer de pulmón constituye el tercer tumor más frecuente en España y es el cáncer que encabeza el mayor número de fallecimientos por esta enfermedad con 21.220 muertes en el año 2014. Más desalentadores son las previsiones de cara al año 2025, cuando se estima que aproximadamente se darán 34.000 nuevos casos, lo que supone un incremento de 6.000 más que lo que existen a día de hoy.

“Es un problema sociosanitario importante”, subrayó Campelo y según el Instituto Nacional de Estadística (INE) “es una enfermedad con una causa notable. En nuestras consultas vamos a ver que la mayoría de nuestros pacientes son fumadores”. Por otro lado, “es un cáncer difícil de diagnosticar porque cuando da síntomas están en estados muy avanzados”, añadía.

En los últimos años, el descubrimiento de determinados biomarcadores específicos de diferentes subtipos de cáncer de pulmón ha sido clave para individualizar su tratamiento. Por ello, la campaña pone el acento en la importancia de que oncólogos y pacientes dispongan de todas las piezas.

En este sentido Federico Rojo, representante de la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP), ha afirmado que “conocer el ADN de los tumores está cambiando la forma del tratamiento”. El análisis de los biomarcadores “nos dan piezas importantes de información. El diagnóstico de cáncer de pulmón es el mejor ejemplo de Medicina de Precisión” señalaba.

José Miguel Sánchez, portavoz del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), ha destacado la identificación de subtipos de tumores basados en una alteración molecular tratable y la incorporación de la inmunoterapia como dos de los principales avances en cáncer de pulmón. Estos fármacos pueden revertir el bloqueo de la respuesta inmune ejercido por las células tumorales pudiendo permitir que las células del propio sistema inmune ataquen a las células del tumor.

“En conclusión, no estamos tratando una enfermedad sino una alteración molecular”, destacó el especialista.

Los test de biomarcadores son especialmente útiles en el tipo de cáncer de pulmón denominada no microcítico (CPNM), el más frecuente, pues representa alrededor del 85 por ciento de os casos.

Algunos biomarcadores que utilizan los oncólogos para determinar el mejor tratamiento de cada paciente son: ALK, EGFR, KRAS, PDLI y ROS-1.

Plan Nacional

El presidente del Grupo de Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (ICAPEM) Javier Castro, ha reclamado a la Administración sanitaria “un Plan Nacional adecuado para 2018 en este tipo de tumor”, porque tal y como explica Federico Rojo “gracias a la industria hemos podido desarrollar el plan de biomarcadores. En otros países se ha desarrollado gracias a la administración pero en España no ha sido así”.

Los expertos reclaman que los biomarcadores estén en un máximo de siete días, todos los pacientes tengan acceso a ellos y que sean de calidad para que los pacientes se traten con la mayor garantía de éxito.

La campaña subraya la importancia de agrupar todas las piezas para poder determinar que terapia es mejor para cada paciente.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales