Los hematólogos destacan el papel de la secuenciación masiva en el abordaje de las neoplasias mieloproliferativas (NMP)

La trombosis es una de las principales complicaciones en este tipo de enfermedades, de hecho, el tratamiento actual de la trombocitemia y de la policitemia vera se centra en prevenirla
Herramientas
Madrid
|
06 jun 2019 - 13:48 h
|

El Grupo Español de Enfermedades Mieloproliferativas Crónicas Filadelfia Negativas (GEMFIN), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), ha celebrado su IV Reunión Anual en Madrid, una cita en la que se han repasado diversos aspectos del manejo práctico de los pacientes con neoplasias mieloproliferativas (NMP) crónicas, así como las novedades en el conocimiento de su patogénesis. “Los resultados de los estudios de secuenciación masiva han evidenciado la gran heterogeneidad molecular que presentan estas patologías. Por lo tanto, este tipo de información puede ser de gran utilidad para elaborar nuevos modelos pronósticos e introducir fármacos frente a dianas implicadas en la supervivencia de las células neoplásicas”, explica Juan Carlos Hernández Boluda, presidente de GEMFIN y facultativo especialista del Servicio de Hematología del Hospital Clínico Universitario de Valencia.

Las tres principales NMP son la mielofibrosis, las trombocitemia esencial y la policitemia vera, enfermedades de baja incidencia, pero de alta prevalencia, dado que la supervivencia de los pacientes es prolongada. En el caso de los pacientes con trombocitemia esencial, la supervivencia es comparable a la de la población general, está algo reducida en la policitemia vera y muy comprometida en la mielofibrosis, dependiendo de las complicaciones trombóticas y de la transformación de la trombocitemia esencial y policitemia vera a una mielofibrosis o a una leucemia aguda.

Uno de los temas que han centrado la reunión ha sido el abordaje de la trombosis en las neoplasias mieloproliferativas crónicas. “La trombosis es una de las principales complicaciones en este tipo de enfermedades, de hecho, el tratamiento actual de la trombocitemia y de la policitemia vera se centra en prevenirla”, asegura Hernández Boluda. Respecto a los avances terapéuticos más significativos, “actualmente, existen varios fármacos en fases avanzadas de investigación con alta probabilidad de incorporarse a la práctica clínica asistencial en un breve plazo de tiempo”, anuncia el presidente de GEMFIN.

En cuanto a los registros, Hernández Boluda destaca “su elevado potencial a la hora de aportar respuestas a preguntas clínicas relevantes en base a los datos de series amplias de pacientes manejadas según la práctica cínica asistencial con un seguimiento prolongado”. Los tres registros de pacientes con NMP crónicas abiertos en España presentan un buen reclutamiento, contando con entre 1.000 y cerca de 2.000 pacientes en cada uno de ellos.

Por último, Juan Carlos Hernández Boluda recuerda que “GEMFIN es un grupo cooperativo de la SEHH relativamente joven, pero ya consolidado, con más de doscientos miembros. Los registros de pacientes promovidos por nosotros son muy valorados a nivel internacional y algunos de nuestros trabajos han influido de forma determinante en la práctica clínica asistencial de estas enfermedades”.

Twitter
Suplementos y Especiales