Los pacientes con VHC contarán con dos nuevos tratamientos pangenotípicos

Los resultados en salud hablan de una reducción de la mortalidad por enfermedades del hígado de un 82%
Herramientas
Madrid
|
03 nov 2017 - 13:09 h
|

La Estrategia Nacional contra la Hepatitis C cuenta con dos nuevos aliados. Gilead ha conseguido que el Ministerio de Sanidad financie Vosevi para pacientes que no hayan respondido a un tratamiento anterior y amplía el uso de Epclusa —medicamento aprobado el pasado mes de abril— para todos los pacientes con independencia de su grado de fibrosis. Ambos medicamentos, además, son pangenotípicos por lo que su grado de cobertura es total. Si bien es cierto, como suele ser costumbre, que no han trascendido los pormenores de la negociación entre la compañía y el Ministerio, sí que se sabe que el medicamento Vosevi tiene el aval de la EMA para primera línea de tratamiento aunque Sanidad sólo lo ha visto idóneo para cubrir a aquellos pacientes que no han respondido a otros fármacos con anterioridad.

Con Vosevi y Epclusa, y tras la ampliación de la Estrategia Nacional para comenzar a tratar a los pacientes en estadíos menos graves de la enfermedad, se consigue dar un nuevo paso. Ahora, cualquier prescriptor tendrá también a su alcance Epclusa para el paciente naive, que consigue ratios de curación de un 97 por ciento, y Vosevi para poder dar respuesta a ese tres por ciento que no responda a Epclusa o cualquier otro fármaco incluido en la Estrategia.

Gilead organizó la semana pasada una rueda de prensa para dar a conocer esta novedades terapéuticas que están incluidas en el Plan Nacional desde el pasado 2 de noviembre. Además de ello, el jefe de la Unidad de Aparato Digestivo de la Fundación Hospital Alcorcón, Conrado Fernández, explicó que 200.000 pacientes en España padecen hepatitis C, de los cuáles el 30 por ciento aún no lo sabe. Sin embargo, avanzó que gracias a los nuevos tratamientos y al trabajo que debe hacerse a nivel local por los médicos, “el objetivo es que en 2021 la patología sea infrecuente”.

El doctor también puso de manifiesto los datos económicos que supone la inversión realizada en España para hacer frente a la hepatitis C. “Se han invertido aproximadamente 1.600 millones de euros y el retorno generado se encuentra entre 4.679 millones, si se tienen en cuenta un coste por AVAC de 20.000 euros por paciente, y 7.018 si se amplía a 30.000 euros por AVAC”, dijo.

Más allá de los términos económicos, Fernández también ofreció resultados en salud. “La mortalidad por enfermedades de hígado se ha reducido un 82 por ciento, las de cirrosis un 87, los carcinomas de hígado un 74 y los trasplantes un 84”, afirmó. Estos datos son la respuesta de varios estudios presentados que tienen en cuenta al número de pacientes tratados en España, que rondaba la cifra de 67.000 en el momento del estudio.

Twitter
Suplementos y Especiales