Los probióticos y los prebióticos se abren paso en los trastornos del sistema inmune

Herramientas
Madrid
|
25 oct 2019 - 13:22 h
|

La incidencia de las enfermedades alérgicas ha aumentado en los últimos años en los países desarrollados, aunque también está presente en países en vías de desarrollo.

Para Moisés Labrador, presidente del Comité de Inmunología de la Seaic, es necesario centrar los esfuerzos en la prevención. “Hay estudios que indican que en pacientes con una determinada predisposición genética al desarrollo de alergia y asma está influido en parte por el medioambiente y, especialmente, por la exposición microbiana durante la infancia, por lo que podría trabajarse en la modulación del microbioma para la prevención de estas enfermedades en sujetos de riesgo”.

El experto recuerda que las personas están colonizadas por millones de bacterias y, cada vez más, “nuestro microbioma personal va ganando importancia en el desarrollo de las patologías que afectan al ser humano, como la alergia”.

En este sentido, aunque los probióticos se han utilizado para el tratamiento de un gran número de patologías pediátricas y del adulto —principalmente problemas gastrointestinales— también se ha valorado su efecto en alteraciones inmunológicas como la dermatitis atópica y en la prevención del tratamiento de la alergia alimentaria.

“La aplicación general de probiótico para influir positivamente en el desarrollo del microbioma temprano y, por lo tanto, para prevenir la aparición de enfermedades alérgicas, ya se ha investigado en una serie de estudios de intervención en humanos”, indica. Sin embargo, la evidencia de compuestos bacterianos específicos que presentan características inmunomoduladoras es todavía limitada, a juicio del experto. “Algunos prebióticos y probióticos pueden jugar un papel importante en las enfermedades en las que se altere el equilibrio de la microbiota intestinal, como los trastornos del sistema inmunitario”.

Con todo, para Moisés Labrador, en los últimos diez años ha cambiado el enfoque a estudiar del sistema inmunitario. “Se está observando que tanto la inmunidad adaptativa como la inmunidad innata juegan un papel decisivo en el desarrollo de enfermedades alérgicas”, apunta.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales