Más de 250 expertos analizan los avances e innovaciones en el tratamiento de los pacientes con VIH

Herramientas
|
13 may 2019 - 10:12 h
|

Biktarvy (bictegravir/emtricitabina/tenofovir alafenamida; BIC/FTC/TAF), un régimen de un comprimido único (STR) diario frente al VIH-1, permite el inicio rápido del tratamiento antirretroviral tras el diagnóstico ya que no requiere esperar el resultado de ninguna de las pruebas analíticas que se realizan durante la visita basal. Esta característica ayuda a conseguir antes la supresión de la carga viral y, por tanto, un mejor control de la infección. Esta es una de las principales conclusiones extraídas de la reunión Conectamos con la innovación en el VIH” organizada por Gilead Sciences en Madrid, y que se ha celebrado simultáneamente en otras 10 ciudades españolas, donde más de 250 expertos analizan los avances e innovaciones en el tratamiento de los pacientes con VIH.

Otro aspecto que se ha resaltado a lo largo de la jornada es la alta barrera genética de, lo que se traduce en la aparición de 0 resistencias en todos los ensayos clínicos pivotales. Además, más del 90% de los pacientes alcanzó la supresión virológica en las primeras 8 semanas. Biktarvy tiene adicionalmente un buen perfil de tolerabilidad, no está asociado a eventos cardiovasculares y los pacientes han reportado una menor sintomatología neuropsiquiátrica que los tratados con DTG/ABC/3TC. Junto a estos atributos, Biktarvy tiene un bajo perfil de interacciones, ya que no tiene potenciador.

En palabras de Josep María Llibre, del Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona, “el tratamiento en sí mismo se ha ido optimizando continuamente, reduciendo el número de tomas, de comprimidos, de restricciones dietéticas, de interacciones farmacológicas, hasta llegar a la meta final. Hemos conseguido altas tasas de eficacia, seguridad y comodidad: La gran mayoría de los pacientes que toman el tratamiento correctamente consiguen una supresión virológica del VIH. Esto conlleva el bloqueo de la posibilidad de transmitir la infección a otros, y la posibilidad de progresión de la enfermedad en el sujeto tratado”.

A lo largo de la jornada, los expertos han explicado cómo el tratamiento antirretroviral combinado ha ido evolucionando en eficacia, posología y seguridad en los últimos 30 años hasta llegar a Biktarvy , régimen de comprimido único diario, que contiene una nueva integrasa, bictegravir, sin potenciador y que presenta un bajo perfil de interacciones medicamentosas. Tanto el tratamiento como el cuidado de los pacientes VIH deben ir más allá del control de la carga viral y prestar atención a aspectos como la durabilidad, la elevada barrera genética, la reducción de toxicidades e interacciones, la simplicidad y la posibilidad de un inicio rápido de tratamiento.

Los tratamientos antirretrovirales han evolucionado de forma muy satisfactoria en los últimos años hacia regímenes más sencillos y mejor tolerados. En este sentido, hay que destacar la importancia de la triple terapia, que ha permitido transformar la vida de los pacientes y convertir una enfermedad mortal en crónica y le ha llevado a convertirse en el standard of care desde hace dos décadas, ha indicado Santiago Moreno, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid

Durante la presentación, los expertos han subrayado los resultados de Biktarvy, que ha sido estudiado de forma extensa y robusta, incorporando a más de 2.400 pacientes en sus ensayos clínicos e incluyendo dentro de su desarrollo a una amplia y heterogénea población. Todos los estudios de fase III que han llevado a su aprobación han sido publicados en la revista Lancet (GS-1489 y GS-149 en adultos infectados por el VIH-1 que no han recibido nunca tratamiento, y los estudios GS-1844 y GS-1878 en adultos con supresión virológica). Así, BIKTARVY® está recomendado como tratamiento preferente por las principales guías internacionales y nacionales: IAS, DHHS, EACS y GeSIDA.

En palabras de Santiago Moreno, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, los ensayos clínicos de Biktarvy han demostrado unas altas tasas de eficacia, una buena tolerabilidad, baja toxicidad, la ausencia de resistencias en el fracaso, un bajo perfil de interacciones con otros medicamentos y la tremenda comodidad de administración para el paciente. Todo eso hace que se pueda administrar a casi cualquier paciente en cualquier situación. Lo novedoso de este medicamento es que cubre prácticamente todas las lagunas que en el tratamiento antirretroviral quedaban pendientes aunque aún quedan algunas necesidades no cubiertas”.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales