“Nosotros podemos corregir el envejecimiento limpiando el ADN”

ARTURO FERNÁNDEZ-CRUZ Catedrático y Jefe de Medicina Interna en el Hospital Clínico San Carlos
Herramientas
Madrid
|
22 sep 2017 - 13:30 h
|

Retrasar el paso del tiempo ha dejado de ser una utopía de las novelas de ficción. Alargar la esperanza de vida para prevenir las enfermedades asociadas al envejecimiento se ha convertido en el objetivo del catedrático de Medicina Interna, Arturo Fernández-Cruz, que acaba de celebrar la lección memorial ‘Retrasa tu reloj biológico’.

Pregunta. ¿Por dónde empieza la revolución contra el envejecimiento?

Respuesta. Empieza por conocer que nosotros tenemos un software que es el determinante de que nosotros envejezcamos de forma diferente. La revolución está en el hecho de conocer nuestros genes que tienen una situación de vulnerabilidad importante. Al día, por célula, se producen hasta 10.000 lesiones del ADN que se reparan por genes que se dedican exclusivamente a ello. Este sistema nos explica que el telómero es el guardián de este equilibro. Y lo que importa es que nuestros genes estén bien guardados y no produzcan alteraciones en su proceso. Tenemos técnicas de laboratorio de ingeniería genética para que la célula adulta pase a ser una célula progenitora como las que tenemos en la medula ósea. Ahí, al actuar sobre ella, nosotros podemos corregir el envejecimiento. Porque el envejecimiento no es más que daños epigeneticos en el ADN. Con esta elección de genes, limpiar esa basura resetea esa célula para convertirse en célula joven. En animales han logrado revertir el proceso en 25 años.

P. En esta revolución, ¿cuál es el papel de los genes en la lucha contra el cáncer?

R. Está documentado que los factores de riesgo cardiovasculares también tienen que ver con el desarrollo del cáncer. Y ese es el motivo de que la doctora Blasco de la conferencia este año. Ella ha demostrado que los telómeros son como un portero de discoteca para que nosotros podamos envejecer sin enfermedades. Y ahí, claramente, los factores de riesgo como es el ejercicio físico o como es la dieta han demostrado como alargan los telómeros y además que lo podemos demostrar. Aumenta no solo su esperanza de vida sino la posibilidad de protegernos de enfermedades. En el momento actual las terapias del cáncer se basan en intentar manejar la respuesta inmune. La inmunoterapia del cáncer es el gran avance de los últimos años.

P. ¿Estamos avanzando en España en la aplicación de los test genómicos para prevenir enfermedades?

R. Los médicos hablamos a los pacientes siempre en base probabilidades que nos da la experiencia médica. Es decir, la evidencia científica nos dice si usted está en alto riesgo o en moderado riesgo. Ante esta situación, los test genéticos siguen siendo una herramienta de aproximación por la cantidad de variantes que nosotros tenemos etc. Ahora nos aproximamos con definiciones que no necesariamente se tienen que cumplir. En consecuencia, hacer test genéticos en muchas ocasiones no es rentable para el ciudadano pero si para la ciencia porque nosotros construimos con esas experiencias.

P. ¿Qué papel van a jugar los inhibidores del PCSK9?

R. Llevamos muchos años desarrollando este tema. El colesterol cuanto más bajo mejor. Estos nuevos fármacos son un paso más adelante para establecer la esperanza de vida más prolongada y libre de eventos cardiovasculares. Colocamos las cifras de colesterol por debajo de las que habíamos establecido como límite que eran 70mg/dl para un sujeto que tienen alto riesgo cardiovascular. Ahora los nuevos ensayos clínicos pasan estas cifras a 10, 12, 13... Afortunadamente a lo largo de estos tres últimos años estos fármacos tienen menos efectos indeseables. Evitamos los dolores musculares y la tortura de los músculos en aquellos consumidores que son sensibles y por lo tanto constituyen una alternativa enorme.

P. Según el informe sobre el impacto social del ‘Alzheimer y otras Demencias’ en 2050 se pueden alcanzar el millón de casos. ¿Estamos a tiempo de corregir esta cifra?

R. La enfermedad de Alzheimer es la gran preocupación de la gran mayoría al igual que el párkinson. En el mundo actual estamos en alrededor de 44 millones y se espera que en el 2030 se alcancen los 75 millones. ¿Cómo podemos nosotros corregir esto? Primero haciendo que el ciudadano participe para que su estabilidad genética no termine produciendo el depósito de las sustancias basura en las neuronas que lo único que hace es estropear el cableado de las neuronas. Yo creo que la edición genética sobre factores epigenéticos va a permitir el lavado de esos factores que son los responsables de esa sustancia tóxica. Y estoy convencido de que conseguiremos hacer mediante ingeniería genética la corrección de esa secuencia que es la responsable de ese proceso.

P. ESMO señalaba en su último Congreso que la incidencia de cáncer se iba a reducir a partir de 2025, ¿es demasiado optimista esta previsión?

R. Yo creo que no porque cada vez estamos más convencidos de que prevenir es más importante que curar. En mi experiencia personal yo he tenido pacientes que han tenido siete cánceres y los he curado, que llevan siete años en quimioterapia, inmunoterapia para corregir algún cáncer como el cáncer de pulmón. Quiero decir que el escenario es otro. Demuestra con claridad que nosotros estamos siendo eficaces. Hace 20 años el cáncer de mama era una historia para no dormir y hoy en día el 98% de los cánceres de mama se cura. El escenario es diferente porque también las personas atienden al médico antes de que el proceso no tenga capacidad de ser revertido.

P. ¿Por qué han decidido darle el premio a María Blasco?

R. Tenemos el privilegio de que este mundo del envejecimiento se construye con sangre española. La doctora Blasco es una de las grandes en el mundo del envejecimiento. Pero ella también trabaja en esa situación tan provocativa que es la siguiente: nosotros cuando alargamos los genes mediante la activación de la enzima que le permite hacer, que es la telomerasa, aumentamos la esperanza de vida de los modelos experimentales de los animales pero también del cáncer. Por lo tanto en esta situación de unir el cáncer y el antienvejecimiento, ella en estos últimos años ha hecho avances espectaculares.

Arturo Fernádez-Cruz, catedrático de Medicina Interna, acaba de celebrar la lección memorial ‘Retrasa tu reloj biológico’.

LAS FRASES

Los telómeros son como porteros de discoteca para que podamos envejecer sin enfermedades”

Hace 20 años que el cáncer de mama era una historia para no dormir y hoy en día el 98% se cura”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales