Nueva técnica de vapor de agua para tratar el enfisema pulmonar severo

Reduce el tamaño del tejido afectado por la enfermedad mediante broncoscopia y aplicación de calor
Herramientas
Madrid
|
21 jun 2019 - 11:49 h
|

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha llevado a cabo, por primera vez en España, un procedimiento para la reducción del volumen pulmonar en enfisema mediante vapor de agua. Esta técnica consiste en aplicar vapor a través de endoscopia en la parte más afectada del pulmón para que el tejido restante se expanda y funcione mejor. Así lo explica José Javier García López, jefe de la Sección de Broncoscopia y Función Pulmonar del Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón.

“Consiste en intentar eliminar las partes más afectadas por el enfisema para que el resto del pulmón que está más conservado pueda funcionar mejor. Lo que hacemos con la nueva técnica es aplicar vapor de agua con una temperatura en torno a 75º-80º, generando una reacción inflamatoria en el tejido donde el enfisema es más severo. Esto provoca que esa zona se pliegue y se retraiga y que el resto del pulmón se expanda”, afirma el neumólogo. “Esto contribuye a que el paciente pueda respirar mejor, tener un poco de calidad de vida y más capacidad de ejercicio, así como mejora su función pulmonar”, añade.

El nuevo procedimiento es menos agresivo puesto que en apenas 48 horas el paciente se encuentra estable. “Es el primer caso que se hace en España. Lleva varios años utilizándose en el contexto de la investigación y ya en el último año ha empezado a aplicarse con cierto éxito en otros países de nuestro entorno como Alemania, Austria o Italia”, destaca García López.

Esta técnica conlleva importantes beneficios para el paciente. “Los pacientes con enfisema pulmonar están muy limitados en sus actividades de la vida diaria debido a la disnea. Al aumentar la función pulmonar, pueden caminar más, hacer más ejercicios, y en definitiva, aumentar su calidad de vida notablemente. Hemos identificado en este tipo de pacientes, que con todos los sistemas de reducción de volumen, aumenta el número de veces que andan en el test de la marcha o aumenta entre un 10 y un 15 por ciento la FEV, que es una de las medidas de la espirometría”, puntualiza el especialista.

Enfisema pulmonar

El enfisema pulmonar es una enfermedad obstructiva crónica que suele estar causada, principalmente, por el consumo de tabaco. Esta enfermedad destruye el tejido pulmonar sano, generando zonas que dejan de funcionar y que, además, se llenan de aire y comprimen el tejido sano que queda en el pulmón y, por tanto, dificulta su funcionalidad. “La idea de la reducción de volumen es eliminar parte de esta hiperinsuflación del pulmón enfermo para que el pulmón más conservado pueda realizar una función mejor”, destaca el neumólogo.

El enfisema pulmonar causa dificultad para respirar o disnea severa, lo que se traduce en una deficiente calidad de vida para estos enfermos.

“Los pacientes con enfisema pulmonar son una fracción de los pacientes del epoc que afecta entre el 10 y el 30 por ciento de la población. Este tipo de procedimientos se hace en aquellos pacientes que necesiten un tratamiento severo”, concluye el neumólogo.

<p>Nueva técnica de vapor de agua para tratar el enfisema pulmonar severo</p>
Esto genera una reacción inflamatoria en el tejido donde el enfisema es más severo, provocando que esa zona se pliegue y el resto del pulmón se expanda.

La nueva técnica aplica vapor de agua con una temperatura en torno a 80º generando una reacción inflamatoria

Eliminar la hiperinsuflación del pulmón enfermo permite al pulmón más conservado realizar una función mejor

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales