Reimaginando las neurociencias en España

Novartis refuerza su compromiso por las enfermedades del sistema nervioso central
Herramientas
Madrid
|
19 oct 2018 - 13:29 h
|

En España más del 50 por ciento de personas con enfermedades crónicas, lo son de enfermedades neurológicas. De ellas, las patologías más prevalentes a nivel mundial son el alzhéimer (46 millones de personas; 800.000 en España), la esclerosis múltiple (2,3 millones; 47.000 en España), el párkinson (6,3 millones; 150.000 en España), y la migraña (1.000 millones; más de 3,5 millones de personas en España, de las que casi 1 millón de forma crónica).

En este escenario, seguir avanzando por aportar soluciones para el cuidado de la salud es clave. Novartis es un ejemplo de ello. En este campo, la compañía mantiene un sólido compromiso con la innovación y la investigación, con el objetivo de desarrollar soluciones eficaces. En esta línea, en los últimos 70 años, ha impulsado avances significativos modificando el modelo de tratamiento de las enfermedades neurológicas.

Esclerosis múltiple

Existen cuatro medidores clave de la actividad de la esclerosis múltiple (EM) que ayudan a evaluar el impacto del daño focal y difuso en el cerebro como las recaídas, las lesiones por resonancia magnética, la progresión de la discapacidad, y la reducción del volumen cerebral. El arsenal terapéutico para el tratamiento de los diversos tipos de EM va en aumento. Así, el tratamiento de la EM remitente recidivante se centra en terapias modificadoras de la enfermedad (TME), intentando alterar el curso natural de la patología mediante la modificación de la respuesta inmune. En el caso de la EM primariamente progresiva, no hay TME disponible en España, aunque se está investigando en este campo.

Así, en la EM secundariamente progresiva, la línea de tratamiento actual está enfocada en la reducción del riesgo de progresión.

Migraña

El caso de la migraña es bastante particular. Alrededor de la mitad de los pacientes se automedica con analgésicos sin receta, la mayoría de los tratamientos disponibles para la migraña, con o sin receta médica, pretenden aliviar los síntomas una vez que ya han comenzado. Los tratamientos preventivos pueden reducir el número de días de migrañas al mes, aunque sólo cerca del 10 por ciento de los pacientes reciben tratamiento preventivo. Actualmente sigue habiendo una necesidad significativa de nuevos tratamientos preventivos contra esta patología.

Párkinson y alzhéimer

En muchos casos, no se conoce exactamente qué ha motivado el desarrollo del párkinson, aunque se tienen nuevos conocimientos acerca de los factores que pueden causarlo, incluidos factores genéticos y ambientales. El alzhéimer por su parte es la causa más frecuente de demencia en mayores de 65 años y se asocia con un descenso de la acetilcolina. Actualmente, no se dispone de un medicamento curativo para ninguna de estas dos patologías. Mientras que en el caso del párkinson existen tratamientos sintomáticos para mejorar la acción de la dopamina o potenciar su formación en el cerebro, en el alzhéimer los tratamientos se centran en los síntomas cognitivos y de comportamiento. El tratamiento farmacológico más común son los inhibidores de la acetilcolinesterasa, y al mantener los niveles de acetilcolina altos, estos fármacos apoyan la comunicación entre las células del sistema nervioso.

Twitter
Suplementos y Especiales