XX Congreso Mundial de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en Cáncer Gastrointestinal

Tratamientos especializados, clave para mejorar la supervivencia en CCRm

El XX Congreso Mundial de cáncer gastrointestinal se ha celebrado en Barcelona del 20 al 23 de junio
Temas relacionados:
Herramientas
Barcelona
|
29 jun 2018 - 13:35 h
|

Revisar los factores que se tienen en cuenta para tratar el cáncer de colon metastásico (CCRm) en primera y en segunda línea ha sido uno de los muchos aspectos que se han puesto sobre la mesa en la XX edición del Congreso Mundial de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés) en cáncer gastrointestinal. El congreso, que ha tenido lugar en Barcelona del 20 al 23 de junio, abarca los tumores malignos que afectan a todos los componentes del aparato gastrointestinal y los aspectos relacionados con el cuidado de los pacientes con cáncer gastrointestinal, incluyendo la investigación, el diagnóstico y las últimas opciones de tratamiento de los tumores comunes y no comunes.

El cáncer de colon es el tumor de mayor incidencia en España con 34.000 nuevos casos al año. Por este motivo, avanzar hacia la medicina de precisión en los pacientes diagnosticados de cáncer de colon es otro de los grandes objetivos que se ha destacado en el simposium de Sanofi, en el marco de esta nueva edición del Congreso ESMO.

Durante la jornada se ha discutido la importancia de cambiar el tratamiento biológico tras la progresión del cáncer colorrectal metastásico (CCRm) escogiendo una terapia que supere las resistencias creadas por el tratamiento de primera línea.

También han puesto sobre la mesa y han revisado los subanálisis del estudioVELOUR. Dicho estudio, según los expertos, demostró que la combinación de FOLFIRI con aflibercept es superior a FOLFIRI en supervivencia global, supervivencia libre de progresión y tasa de respuesta. “En el subanálisis posterior (estudio Traslacional de VELOUR) se vio que la combinación es igual eficacia con enfermos con KRAS WT o mutado, y también en la población con mutación en BRAF”, ha destacado Teresa Macarulla, coordinadora de la Unidad de Tumores Digestivos del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Además, según esta experta “este último grupo de pacientes es de especial interés porque tienen muy mal pronóstico y responden muy mal a los tratamientos. El subanálisis abre una nueva oportunidad de tratamiento para estos enfermos”.

La mutación KRAS es un biomarcador predictivo establecido de resistencia al tratamiento con receptor de factor de crecimiento epidérmico (EGFR) en pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

En esta línea, durante el encuentro de expertos se han puesto en común diferentes casos clínicos concretos, uno de ellos, precisamente, con una mutación de BRAF y beneficio con el tratamiento de FOLFIRI y aflibercept, otro con un paciente tratado con primera línea con un anti-EGFR y que también se beneficiaba de recibir FOLFIRI con aflibercept en segunda línea. “Este caso es de especial interés, porque en el estudio VELOUR los pacientes no se habían tratado con primera línea con un anti-EGFR”, ha destacado Macarulla.

Así, la comunidad científica avanza en el camino de los tratamientos especializados, diseñados a medida para cada tipo — y subtipo— de tumor. En esta línea se ha referido la especialista y ha destacado que “nos encontramos en un punto bueno porque estamos aprendiendo cuales son los factores que nos ayudan y por este motivo podemos personalizar más los tratamientos dirigidos al colon derecho o izquierdo. Tenemos algunos biomarcadores como el BRAF y sabemos qué perfil de pacientes responden a la inmunoterapia”, ha añadido Teresa Macarulla.

En cáncer de colon se personalizan los tratamientos en cuanto a la determinación de RAS y BRAF. Hay otros biomarcadores en estado de investigación como la sobreexpresión de HER2, o la presencia de inestabilidad de microsatélites (MSI) que sensibiliza a la inmunoterapia.

Por su parte, Dirk Arnold, oncólogo del Instituto CUF de Oncología de Lisboa y del Asklepios de Hamburgo ha señalado la integración de los tratamientos locales y ablativos, así como el uso de las opciones después de la quimioterapia como vía para mejorar la supervivencia en CCRm.

Camino pendiente en antiangiogénicos

Sin embargo, en el caso de los antiangiogénicos, que se refieren a un agente químico o biológico que inhibe o reduce la formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de vasos preexistentes, “todavía nos queda mucho camino por recorrer porque aún no tenemos biomarcadores y es clave encontrarlos”, ha señalado la experta.

Así, por lo que se refiere a los tratamientos conantiangiogénicos, “cuando los niveles de VEGF-A se reducen o la activación de VEGFR-2 se reduce por un antagonista, hay evidencia que sugiere que los ligandos PIGF y VEGF-B sirven como una vía angiogénica alternativa”, ha señalado el especialista.

Además, según señalaron los expertos en el panel de discusión, dirigirse a un conjunto más amplio de factores de crecimiento proangiogénicos podría ayudar a superar la resistencia angiogénica al PIGF y al VEGF-B.

Teresa Macarulla:
“Tenemos biomarcadores como el BRAF y sabemos qué perfil de pacientes responden a inmunoterapia”

“La combinación de FOLFIRI con aflibercept es superior a la FOLFIRI en supervivencia global, SLP y TR”

Twitter
Suplementos y Especiales