Un dispositivo de calorimetría de última generación para apoyar la nutrición clínica

Temas relacionados:
Herramientas
|
05 sep 2019 - 09:59 h
|

Con motivo del 41º Congreso de la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN), Baxter y COSMED han anunciado en el un acuerdo para comercializar Q-NRG+, un dispositivo para la monitorización metabólica que utiliza tecnología calorimétrica indirecta.

La calorimetría indirecta es el standard de oro para la medición precisa del gasto de energía en reposo (REE, por sus siglas en inglés) -es decir, las calorías que un paciente necesita cuando está en reposo- y está recomendado por las guías de las sociedades de nutrición de todo el mundo, incluidas las de la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN, por sus siglas en inglés) y la Sociedad Americana de Nutrición Parenteral y Enteral (ASPEN, también por sus siglas en inglés).

“En pacientes críticos las necesidades de energía pueden variar drásticamente y las fórmulas tradicionales de predecir estas necesidades podrían resultar en una nutrición insuficiente o excesiva de los pacientes”, ha afirmado Jorge Vasseur, director general de la división de Nutrición Clínica de Baxter. “La introducción de Q-NRG+ representa la última generación de la tecnología de calorimetría indirecta, que permite mediciones metabólicas individualizadas y ayuda a los médicos a optimizar la terapia nutricional en apoyo de mejores resultados para los pacientes ".

Q-NRG+ está diseñado para las barreras para medir de forma rápida y precisa el REE de un paciente. Los médicos pueden usar Q-NRG+ para determinar los objetivos de energía y prescribir y administrar la terapia nutricional adecuada para sus pacientes, que puede incluir nutrición parenteral (alimentación intravenosa). Para ayudar a garantizar que los pacientes reciban cantidades óptimas de nutrición durante el transcurso de su ingreso en el hospital, los médicos también pueden usar Q-NRG+ para reevaluar regularmente las necesidades de energía y ajustar las recetas de nutrición clínica según sea necesario.

El dispositivo requiere un tiempo mínimo de calentamiento y calibración y puede entregar lecturas en tan solo cinco minutos. Los resultados se muestran en tiempo real en un "panel" fácil de usar en la pantalla del dispositivo.

"La calorimetría indirecta es una tecnología validada y reconocida para medir el gasto de energía en entornos clínicos y Q-NRG+ fue diseñado desde cero para hacer que esta importante herramienta de diagnóstico sea más accesible y práctica para el uso regular", ha asegurado Marco Brugnoli, CEO de COSME.

Twitter
Suplementos y Especiales