Un estudio promete detectar la enfermedad de Parkinson en etapas tempranas gracias al aliento

Aunque el dispositivo que lo permite necesita ser mejorado, los primeros resultados son esperanzadores
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
01 ago 2018 - 10:18 h
|

Investigadores del Instituto Tecnológico de Israel-Technion han desarrollado un sensor para detectar la enfermedad de Parkinson en etapa temprana a partir del aliento de los pacientes, con un éxito similar de diagnóstico al de una ecografía cerebral.

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson incluyen temblor, pérdida de olfato y problemas neuropsiquiátricos. Sin embargo, muchas personas no son diagnosticadas hasta que la enfermedad está avanzada, cuando ya han perdido muchas de las neuronas productoras de dopamina afectadas por la condición, lo que limita sus opciones de tratamiento. Un diagnóstico temprano, como puede ser, en una consulta médica rutinaria, facilitaría que estos pacientes comenzarán antes la terapia neuroprotectora.

Con este objetivo en mente, los investigadores John P.M. Finberg, Hossam Haick y sus equipos desarrollaron un dispositivo con una matriz de 40 sensores basados en nanopartículas de oro o nanotubos de carbono de paredes simples. Cada sensor tenía una sustancia química diferente que podía unir ciertas moléculas volátiles en la respiración, y esta unión cambiaba la resistencia eléctrica del sensor.

El dispositivo detectó diferencias en el aliento exhalado de personas que ya están recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson. En este estudio, querían comprobar si el dispositivo podía detectar diferencias en la respiración de los pacientes con enfermedad de Parkinson en etapa inicial y aún no tratada.

Los investigadores probaron el dispositivo en el aliento exhalado de 29 pacientes recién diagnosticados que aún no habían comenzado a tomar medicamentos para su enfermedad. Al comparar la salida del sensor con la de 19 sujetos de control de edad similar, descubrieron que la matriz detectaba la enfermedad de Parkinson temprana con 79 por ciento de sensibilidad, 84 por ciento de especificidad y 81 por ciento de precisión, unos resultados casi tan buenos como los de una ecografía del cerebro.

Aunque el dispositivo necesita “ser mejorado y validado por estudios más grandes”, los investigadores aseguran que tiene potencial como un sistema pequeño y portátil con el que examinar a las personas en riesgo “sin la necesidad de especialistas altamente capacitados”.

Twitter
Suplementos y Especiales