Un mapa a distintas velocidades en el acceso al cribado del cáncer HER2

Una encuesta global pone de manifiesto la necesidad de unificar las políticas de cribado en Europa
Herramientas
Madrid
|
03 may 2019 - 13:11 h
|

Avanzar en los cribados frente al cáncer es un objetivo global de cualquier sistema sanitario. En el caso del cáncer de mama, el reto es el mismo. Durante la última edición de ESMO Breast 2019 se presentaron los resultados de una encuesta, Oncollege-001, con el objetivo de aumentar la concienciación sobre la heterogeneidad de la disponibilidad y la calidad de los cribados para detectar el cáncer de mama HER2.

La encuesta ha planteado cuestiones sobre el acceso a estas pruebas en distintos países (de bajos y altos recursos). En total, 45 países han puesto de relieve los principales problemas de acceso y de sostenibilidad. “Incluso cuando la prueba HER2 estaba disponible, era demasiado costosa e inaccesible para muchas mujeres, lo que sugiere que los gobiernos necesitan mejor información para establecer prioridades de planificación para invirtiendo en infraestructura, pruebas y tratamiento “, señala la autora del estudio, Sara Altuna, del Departamento de Oncología Médica, Unidad de Oncología de Venezuela.

Los encuestados señalaron que estas pruebas de diagnóstico, en su mayoría estaban disponibles solo en un entorno privado o en el extranjero. “Usted puede tener los microscopios, los anticuerpos y las sondas y los laboratorios certificados, pero si los pacientes no pueden permitirse el lujo de pruebas o no tienen seguro, no se realizarán “, agregó Altuna.

La prueba de diagnóstico, explica la experta, es necesaria para identificar al 15-20 por ciento de las mujeres con cáncer de mama que tienen enfermedad HER2 positivo, y que pueden recibir tratamiento anti-HER2 con trastuzumab. Medicamento, por cierto, que está en la Lista de Esenciales de la Organización Mundial de la Salud desde 2015 y otras terapias dirigidas contra HER2.

Fatima Cardoso, directora de la Unidad de Mama del Centro Clínico Champalimaud en Lisboa, explica que las terapias dirigidas por HER2 han transformado los resultados para las mujeres con este subgrupo de cáncer de mama. “Sin pruebas de HER2 precisas y de alta calidad, las mujeres con tumores positivos pueden perder una oportunidad de tratamiento”. A su juicio, también existe el riesgo de que las mujeres con tumores HER2 negativos puedan estar expuestas a toxicidades innecesarias.

En definitiva, la experta destaca la falta de servicios básicos en países de bajos ingresos. Una solución, a su juicio, sería crear una red de centros para compartir experiencias e identificar las áreas de mejora.

Twitter
Suplementos y Especiales