Un nuevo dispositivo para detectar alergias a los antibióticos

Herramientas
Madrid
|
01 mar 2019 - 13:40 h
|

La detección de alergias a los antibióticos se realiza actualmente con una serie de pruebas cutáneas in vivo. Son invasivas, y como tales, conllevan inconvenientes. Aunque los métodos in vitro existen, a día de hoy no son lo suficientemente sensibles y pueden conducir a un diagnóstico inexacto. Además, solo se analiza una pequeña cantidad de alérgenos, y las pruebas son lentas y caras.

Para combatir estas deficiencias, investigadores europeos encabezados por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), han desarrollado un sistema biofotónico de bajo coste y alta sensibilidad que permite detectar, de forma no invasiva y con una muestra muy pequeña de sangre, alergias a antibióticos como la amoxicilina o la penicilina en menos de una hora. Es el resultado del proyecto europeo Cobiophad.

El dispositivo está basado en tecnología de discos compactos. Incluye un disco de microfluido en el que se inyectan las muestras a analizar, una unidad de disco y un software que permite el procesamiento del ensayo y proporciona resultados a los expertos médicos.

Además de su alta sensibilidad, bajo coste y velocidad, este prototipo se destaca porque puede detectar con una muestra hasta diez alergias a los antibióticos betalactámicos, incluida la amoxicilina, la penicilina y el ácido clavulánico

“El análisis es muy simple. Una vez que la muestra se carga en el disco, se coloca en la unidad. De la interacción entre la muestra y los agentes reactivos, se obtiene el resultado que ayudará a los médicos a diagnosticar si el paciente es alérgico o no. Todo en menos de una hora”, destaca Ángel Maquieira, investigador del Instituto Interuniversitario de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) de la UPV.

Esta nueva prueba de alergia a antibióticos se está validando en las instalaciones de la UPV.

Los socios del proyecto Cobiophad se reunieron en la UPV para verificar las capacidades del dispositivo con pruebas reales, con personal médico del Hospital Universitario y Politécnico de La Comunidad de Valencia y del Centro Hospitalario Universitario de Montpelier, Francia.

Después de las pruebas en la UPV, en los próximos meses se comenzará a utilizar el dispositivo desarrollado en el marco de este proyecto en el Hospital Universitario y Politécnico de La Fe.

Twitter
Suplementos y Especiales