Uno de cada cuatro casos de cáncer de pulmón ya se diagnostica en mujeres

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) presenta los resultados de su primer registro nacional
Herramientas
Madrid
|
23 nov 2018 - 13:24 h
|

Varón, 64 años y fumador. Es el perfil del paciente con cáncer de pulmón en nuestro país, según se desprende de los datos del primer registro nacional sobre esta patología puesto en marcha por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón. Los investigadores han conseguido incluir en esta base común datos de 7.000 pacientes de 62 centros españoles, que confirman que el cáncer de pulmón tiene un sello marcadamente masculino, aunque alertan de que uno de cada cuatro casos ya se produce en mujeres. Y lo que es más, este porcentaje se eleva hasta el 30 por ciento si se analizan los datos en estadíos avanzados. Un análisis que, en palabras de Mariano Provencio, jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro y presidente del GECP, “corrobora la tendencia observada en los últimos años de mayor incidencia del tumor entre el sexo femenino”.

Avances en estadios avanzados

El registro refleja a escala nacional dos realidades constatadas a nivel internacional, según los especialistas. Por un lado, el aumento de la supervivencia global del tumor. Por otro, la mejora de las opciones terapéuticas en estadios localmente avanzados.

En este último apartado, los portavoces del GECP coinciden en que la llegada de nuevas moléculas y fármacos abren una ventana de mejora.

Los resultados de estudios como el Nadim, que muestran remisiones del tumor en hasta un 80 por ciento de los pacientes con la administración de quimio-inmunoterapia previa a la cirugía, van en esa dirección. Sobre este punto Mariano Provencio insiste en que “son resultados incipientes todavía”, aunque es consciente de que las altas tasas de respuestas patológicas completas observadas no tienen precedentes”.

Con respecto a los casos avanzados, desde el GECP remarcan que la investigación y el acceso a nuevos tratamientos dirigidos a dianas genómicas y la inmunoterapia han permitido prolongar la expectativa de vida del paciente con una adecuada calidad de vida. Cita como ejemplo el caso de estadios IIIB localmente avanzados irresecables, donde emergen nuevas armas como el mantenimiento tras quimio y radioterapia con inmunoterapia. Aquí se apuntan datos de supervivencia libre de progresión próximos a los once meses, en consonancia con los estudios internacionales, todavía muy pobres.

Al margen del abordaje clínico de estos tumores, los oncólogos también han puesto el acento en la importancia de eliminar el estigma asociado al cáncer de pulmón. De ahí que el secretario del GECP, Bartomeu Mssuti, jefe de Oncología del Hospital de Alicante, promueva una actuación a tres niveles centrada en frenar la incidencia, desterrar la estigmatización y priorizar este tumor en las estrategias sanitarias, tanto en investigación como en asistencia.

Twitter
Suplementos y Especiales