Herramientas
|
17 sep 2015 - 16:00 h
|

Más de 1.200 asistentes y 400 ponentes se han dado cita en el VIII_Congreso de Educación Médica que ha comenzado en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y que se celebrará hasta el sábado.

Al acto inaugural, además del presidente del comité organizador, Mario Díaz Santiáñez y el vicepresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Domingo A. Sánchez, acudieron el director general de Ordenación Profesional del ministerio de Sanidad, Carlos Jesús Moreno; el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Molina; el vicerrector de Política Científica, Investigación y Doctorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Ignacio Lizasoain; el decano de la Facultad de Medicina de la UCM, José Luis Álvarez-Sala y el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín. Sobre la mesa, se pusieron temas como el desafío que supondrá la troncalidad, el paro médico, el riesgo que supone para la profesión y el SNS la apertura de nuevas facultades de medicina, y la necesidad de garantizar la reposición de docentes así como de acreditar la denominación de “universitario” para los hospitales.

Uno de los temas de más actualidad del que se habló este primer día ha sido la crisis de los refugiados que se está viviendo en Europa. La situación del conflicto armado de Gaza y Sirio no ha pasado desapercibida. Y es que mejorar la implementación de protocolos de actuación y el marco legal en las zonas de conflicto es una de las prioridades para mejorar la asistencia santiarias a todos los afectados, tal y como ha señalado el miembro del Comité Internacional de Cruz Roja, Bruce Eshaya-Chauvin.

Además, ha destacado que es “inaceptable” que los hospitales se conviertan en objetivo de guerra y que los médicos sean encarcelados por atender a los pacientes. Por su parte, la delegada de Médicos sin Fronteras (MSF) para Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, Raquel González, ha señalado que, aunque la asociación lleva trabajando en Siria desde 2011 con equipos mixtos formados por personal internacional y del mismo país, ya no queda personal internacional “por cuestiones de seguridad”. “Médicos Sin Fronteras sufrió secuestros y hay ataques constantes y continuados a las misiones médicas”, ha afirmado.

Según datos aportados por la directora ejecutiva del comité nacional de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina (URNWAce), Raquel Martí, en Siria la esperanza de vida ha descendido 20 años y el 6 por ciento de la población ha sido asesinada, mutilada o herida a causa de la guerra. En algunas zonas, como el este de Damasco (Siria), se han llegado a registrar más de 100 heridos al día debido a los bombardeos continuos.

Brotes de Sarampión

La destrucción de los hospitales y la desintegración del sistema de salud en Siria ha conllevado el abandono de la campaña de vacunación. González ha explicado que “hay brotes de sarampión o poliomelitis, que antes estaban absolutamente erradicadas, que están teniendo un impacto cruel en los niños y son un síntoma claro de deterioro de la salud pública”.

Además, las mujeres embarazadas deben dar a luz en situaciones “abyectas” y gran parte de enfermos crónicos fallecen, unas cifras que González considera que se deberían añadir a las de “los muertos directos por la guerra”.

Los ataques a las instalaciones médicas se utilizan como un “arma de guerra” para neutralizar “los hospitales y centros de salud que había para atender a la población civil”, ha explicado González. En Alepo (Siria), seis hospitales se vieron afectados por los bombardeos y algunos de ellos, como el de Dar al-Shifa, en cuatro ocasiones diferentes.

Por último, González ha destacado la “incapacidad clara” de las organizaciones humanitarias, incluidas Médicos Sin Fronteras, para “ofrecer y atender los servicios básicos en las comunidades que están luchando por sobrevivir”. A pesar de ello, la organización mantiene varios puestos en el norte del país y da asistencia logística y mediante telemedicina a otros puestos de salud.

Twitter
Suplementos y Especiales