“Al nuevo gobierno le pido unificar las políticas de sanidad de las CC.AA. ”

INMACULADA ALFAGEME x Presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ)
Herramientas
|
17 jun 2016 - 16:00 h
|

Son muchos los proyectos que tiene en mente Inmaculada Alfageme al frente de Separ. Difusión y concienciación, formación y calidad asistencial, son los ejes que ha trasladado en este número especial de GM.

Pregunta. ¿Cómo ha transcurrido este primer año al frente de Separ?

Respuesta. Ha sido un año muy intenso y con muchos proyectos, algunos de ellos se han visto reflejados en el Congreso de Separ. Vamos a hacer una nueva fundación que va a incluir Separ Pacientes y Separ Solidaria con la idea de dar una mayor visibilidad social a la sociedad, que es una pata que muchas veces nos falta.

También hemos seguido con nuestra política de formación, potenciando la cátedra de neumología y el primer master, que ha sido un éxito. De hecho, estamos preparando una nueva edición y un nuevo master. También nos centramos en el desarrollo profesional continuo (DPC), tenemos planificada una plataforma pero está resultando difícil compatibilizar el sistema informático con el de la Organización Médica Colegial (OMC).

Por otro lado, tenemos muchos socios pediatras y nos gustaría que se integraran como un área.

P. Separ es el ejemplo de la necesidad del tratamiento multidisciplinar de las enfermedades respiratorias, ya que el perfil de los profesionales que la componen es variado, ¿cómo se conjuga todo ello?

R. Es una cuestión espontánea. Por ejemplo, las enfermeras que están adscritas a la sociedad son aquellas que trabajan con nosotros día a día y aunque no existe la especialidad, necesitan estar muy cualificadas. Es una formación y un reconocimiento que no les está dando hoy en día el sistema. Una de las cosas que podemos ofrecerles es formación e incluso acreditación de un conocimiento más específico. Por otro lado, hemos reivindicado que los fisioterapeutas estén en los servicios de neumología. La mayor parte del trabajo de estos profesionales se centra en traumatología y neumología. Hay mucha carga asistencial y son pocos los fisioterapeutas que se dedican a aparato respiratorio, esta terapia es una de las cosas que más benefician a los pacientes.

P.La sociedad ha sido pionera en DPC en conjunción con la OMC, ¿cómo está siendo el proceso?

R. Estamos en la fase de compaginar sistemas informáticos. Todos los médicos hacemos ya este proceso de mantenernos al día, pero ahora se trata de tener un papel que lo justifica, se trata de oficializarlo. No creo que sea nada especial, no es que vayas a examinarte o ha revalidar tu título, es asegurar que se sigue manteniendo un nivel de cualificación adecuado.

P. El otro paso es el reconocimiento por parte de las autoridades...

R. Eso depende de las autoridades. Me imagino que vendrá determinado por Europa, probablemente a partir de 2018, y tenemos que estar preparados para entonces. Nuestra intención es que lo que se necesita para ponerse al día esté a disposición en nuestra página.

P. ¿Cómo se está percibiendo desde los centros la acreditación de unidades asistenciales?

R. Hay más de 100 unidades ya acreditadas, cuando se certifica, se le comunica al gerente y es un orgullo, porque implica que se están reuniendo una serie de requisitos que son garantía de calidad. El problema está en que como esto depende de cada comunidad, cada una hace lo que considera. Sería bueno que hubiera una uniformidad tanto de unidades como de personas, lo que permitiría la libre circulación a través de todo el territorio español. Además, si has logrado un mérito, lo lógico es que se considere y se mantenga.

P. En julio se publicarán las transferencias de valor con la industria, esto está generando inquietudes y obliga a las sociedades científicas a adaptarse, ¿cómo se está estructurando desde Separ?

R. Una cosa es la transparencia, que la define el ministerio de Hacienda: todo lo que se recibe se declara y lo único que se va a hacer es público. Esto ya se hace en otros países y no ha habido ningún problema. Que recibas una cantidad de dinero por dar una charla no es un delito ni una cosa por la que avergonzarse. Por otro lado, los sistemas sanitarios no consideran que deban ser responsables de la formación continuada de los médicos y esto ha derivado en que la industria financia la formación en cursos, congresos... esos datos se van a hacer públicos y tampoco veo el problema.

Otra fórmula es la decisión de financiar esa formación a través de las sociedades científicas, aquí surge el tema de cómo repartir esas ayudas. Nosotros lo hemos resuelto de una forma muy aséptica. Hemos priorizado a los ponentes que sean presentadores y primer firmantes con participación activa en el congreso y se les han concedido las ayudas con una puntuación a ciegas que otorga el comité científico. La gente que es líder de opinión tiene muchas más facilidades para acudir a congresos que una persona que esté empezando, por eso Separ tiene que fomentar que los socios trabajen, y si lo hacen, ayudarles. Para los internacionales lo haremos igual. La gente que lleve una comunicación oral recibirá una ayuda económica y el viaje se gestionará desde la sociedad y con los mismos criterios.

P. La sociedad tiene un papel fundamental en el manejo de los pacientes crónicos, ¿qué herramientas se pueden poner en marcha para mejorarlo?

R. Es un problema social. En ese sentido, se está potenciando la asistencia domiciliaria, los pacientes en terapias respiratorias tienen mucha conexión con los médicos que los tratan, también es importante fomentar el autocuidado. Adquiere también relevancia la hospitalización domiciliaria y la telemedicina, que se ha fomentado en algunas CC.AA. Los hospitales de día, que hasta ahora han sido exclusivos para pacientes con terapias, se pueden utilizar también para estancias cortas para pacientes que necesitan un mejor control. El cambio irá poco a poco.

P. ¿Qué le pediría al nuevo gobierno?

P. Lo primero que se aplique la normativa europea en el tabaco. También que hiciera un esfuerzo en unificar todas las políticas de sanidad entre las CC.AA., porque a pesar de que hay una cartera de servicios común no se desarrolla igual. Simplemente solicitaría que nos faciliten las cosas, lo que está hecho ya no hace falta volver a hacerlo, no hace falta hacer lo mismo. Queremos más diálogo con las sociedades científicas porque tenemos el punto de vista de los médicos pensando en el paciente. Otra cosa es el precio y el coste, en estos no nos pronunciamos.

El problema de la acreditación de las unidades asistenciales es que cada CC.AA. hace lo que considera”

Hemos resuelto
la cuestión de la asistencia a congresos científicos de una forma aséptica”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales