Alemania frena el crecimiento de las donaciones de órganos en la UE

Herramientas
|
01 sep 2015 - 14:00 h
|

Las cifras de donación y trasplantes de órganos se mantienen estables en la Unión Europea como consecuencia de la menor actividad en los países de la zona centro, en especial de Alemania, que sigue registrando un descenso continuo por la organización de su sistema. España lidera esta actividad y representa el 17 por ciento de las donaciones europeas.

Así se desprende de los últimos datos del Registro Mundial de Trasplantes relativos a 2014, que muestran que los países donde más crece la actividad son los que tienen sistemas de donación y trasplantes similares al español, que también mantiene su liderazgo mundial en este ámbito, según ha recalcado a Europa Press el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz.

“Un año más se demuestra que en las únicas zonas donde se muestra aumento más significativo es donde se sigue la filosofía del modelo español. La clave es sobre todo la mejora organizativa del sistema de salud y del sistema de trasplantes. Cualquier estado que se lo toma en serio puede mejorar sus resultados”, ha resaltado.

En 2014 Europa registró un total de 31.881 trasplantes, un 2,3 por ciento más que el año anterior (31.165), mientras que la tasa de donaciones se mantuvo estable en 19,6 donantes por millón de personas (pmp), frente a los 19,5 de 2013.

España lidera estas intervenciones con una tasa de donaciones que podría alcanzar a final de año los 40 donantes por millón de habitantes, mientras que hasta 21 países de la UE muestran subidas significativas, en especial países de la zona sur como Francia, Italia, Portugal y Croacia.

Sin embargo, en Alemania la tasa es de apenas 10 donantes por millón de habitantes, y ha pasado de 1.296 donantes en 2010 a 852 en 2014, una bajada “muy drástica” que Matesanz atribuye al sistema que utilizan y los recientes escándalos sufridos en la gestión de las listas de espera.

“El mayor problema es Alemania, ya que tiene un peso enorme dentro de los 500 millones de habitantes que tiene la Unión Europea”, según el director de la ONT, que recuerda que en el país germano “el control estatal prácticamente no existe y está en manos de organizaciones privadas”, por lo que “es difícil implantar un sistema ni remotamente parecido al español”.

Además, ha añadido, “los últimos escándalos un provocado un descrédito general de todo el sistema de trasplantes y las negativas familiares se han multiplicado”.

Para Matesanz, el cambio pasa por modificar “por completo” su sistema ya que “hay una demanda de trasplantes muy grande” y necesitan mejorar las “terribles” listas de espera que tienen. De hecho, ha resaltado el director de la ONT, “hay pacientes que para recibir un riñón están esperando 7 años y aquí lo tienen en año y poco. Es otro mundo”.

Sin embargo, reconoce la dificultad de implantar en este país un modelo similar al español, algo que sí han conseguido en otros países. “Es más fácil llegar a un país donde no hay organización y establecerla, que no en países donde tienen una forma de trabajar desde hace mucho tiempo, donde cambiarlo es muy complicado”, ha lamentado.

Twitter
Suplementos y Especiales