Herramientas
|
18 ago 2016 - 10:00 h
|

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha destacado este miércoles que cuenta con un presupuesto de 8.807 millones de euros, lo que supone un incremento de 404,3 millones respecto al año anterior (un 4,8 por ciento más), partidas que suponen que casi cuatro de cada diez euros de los recursos totales de las consejerías del Gobierno andaluz se destinan a sanidad.

En un comunicado, en relación al informe del Consejo Económico y Social (CES) estatal sobre gasto sanitario, la Junta ha subrayado que su apuesta es “firme, clara y constante con la sanidad pública”. Asimismo, ha destacado que el citado informe confirma que tanto en 2015 como en 2016 el crecimiento del presupuesto por habitante en Andalucía es superior a la media española.

En este sentido, al analizar el gasto en sanidad sobre el Producto Interior Bruto (PIB) autonómico, que mide el esfuerzo que cada comunidad realiza para la financiación de sus servicios sanitarios, Andalucía, según ha destacado el comunicado de la Consejería, es una de las comunidades que “más esfuerzo realiza”, con un 6,18 por ciento del PIB regional en 2015.

La sanidad pública andaluza, según ha seguido subrayando, cuenta con la cartera de servicios “más amplia” del Estado, con prestaciones como las técnicas de reproducción asistida disponibles en todas las provincias y para todas las mujeres; el diagnóstico genético preimplantatorio, que ha permitido nacer a más de medio centenar de bebés libres de enfermedad genética; la atención bucodental infantil, de la que se benefician 300.000 menores al año y que ha permitido el ahorro de 9,4 millones de euros a familias andaluzas. O la prueba del talón, que se realiza en unos 80.000 bebés al año para el cribado ampliado a 30 enfermedades.

Así, a su juicio, los derechos sanitarios han situado a Andalucía como “la más garantista del Estado”, con una Ley de Salud autonómica y derechos como la libre elección de especialista y hospital, libre elección para médico de familia y pediatra; tiempos máximos de demora quirúrgica, consultas externas y pruebas diagnósticas; segunda opinión médica; registro de Voluntades Vitales Anticipadas; y Diagnóstico Genético Preimplantatorio, entre otros.

“Muestra de la madurez del sistema sanitario son los trasplantes, ya que es una cirugía que implica que toda la cadena asistencial funcione”, ha añadido Salud, que ha agregado que,por ejemplo, en el primer semestre de 2016, se han registrado 213 donaciones y se han realizado 432 trasplantes, lo que sitúa la tasa interanual donantes por millón de población (del 1 de julio de 2015 a 1 de julio de 2016) en 43,6, cifra dos puntos por encima que la media española, según los datos facilitados recientemente por la Organización Nacional de Trasplantes.

Actualmente, Andalucía cuenta con 28 unidades de hospitales públicos como referentes para el Sistema Nacional de Salud, y cinco de éstas se han propuesto para ser referentes a nivel europeo. Son unidades que garantizan el acceso y una atención de calidad, segura y eficiente a todas las personas con patologías que precisan de un elevado nivel de especialización.

“La apuesta por la investigación y la innovación no sólo para avanzar en la lucha de enfermedades, sino también como motor de desarrollo para la comunidad autónoma permite que la sanidad pública andaluza sea líder en España” en patentes del sector sanitario y la segunda administración pública en patentes en general detrás del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), según el informe de la Oficina Española de Patentes y Marcas que ha recordado este miércoles la Junta.

En innovación tecnológica, Andalucía es una de las regiones “más avanzadas” en ‘e-health’ a nivel europeo, reconocida en varias ocasiones por la Comisión Europea, y la apuesta por la investigación biomédica “se traduce en resultados clínicos como demuestra el primer trasplante de piel humana autóloga fabricada por ingeniería de tejidos de un gran quemado realizado este año”.

La investigación en Andalucía “cuenta con un desarrollo normativo pionero y la dotación de la mayor infraestructura de centros de investigación y medidas que incentivan la labor investigadora, y que se articulan a través de la Fundación Progreso y Salud, ha concretado Salud, que ha agregado que la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas ha promovido 24 ensayos clínicos en terapia celular e ingeniería de tejidos en áreas como la inmunología, cardiología, neurología, entre otras.

“Todos estos datos muestran que Andalucía garantiza la asistencia sanitaria pública de más de 8.000.000 de habitantes sin privatizaciones y ofreciendo más servicios y prestaciones que en otras comunidades autónomas, ha subrayado el comunicado.

Así, la Junta ha considerado que “no se puede realizar una valoración sobre la calidad de la oferta sanitaria con criterios puramente económicos, tal y como establece el propio informe del consejo, como tampoco comparar comunidades pequeñas con la que es la de mayor tamaño”. En cuanto a los resultados en salud, las cifras andaluzas reflejan, según ha añadido, que “con un menor gasto por habitante se da respuesta con calidad a las necesidades asistenciales en la comunidad”.

En esta misma línea, la consejería ha detallado cifras como las de esperanza de vida al nacer, que “ha aumentado sustancialmente en los últimos 15 años y está por encima de la media europea”. Las mujeres han ganado 3,5 años (84,4 años) y los hombres 4,8 años (78,9 años).

También se ha referido a técnicas mínimamente invasivas, lo que se denomina Cirugía Mayor Ambulatoria y que Andalucía “ha conseguido resultados que demuestran su alta resolución en este ámbito”. Así, en 2014, Andalucía se situaba 30 puntos por encima del porcentaje de resolución de hernias inguinales en España, con un porcentaje de resolución del 74 por ciento, frente al 44 por ciento de media a nivel nacional.

En tiempos de espera quirúrgicos, los andaluces, según la Junta andaluza, “esperan una media de un mes menos que el resto de los españoles y la tasa de pacientes en lista de espera, a pesar de ser la comunidad con mayor número de habitantes en el Sistema Nacional de Salud, es de las más bajas”.

“En Andalucía, con la red de atención primaria más amplia del Estado (más de 1.500 centros de salud y 48 hospitales públicos) no se han privatizado ni se privatizarán servicios públicos, se continuará prestando una asistencia sanitaria universal y gratuita para todas las personas independientemente de si están dentro o fuera del sistema. No se establecerán nuevos copagos y sí se mantendrán el empleo público”, ha subrayado.

Esto lo han detallado señalando que se producirá “a pesar de que el sistema de financiación autonómica del Gobierno de España perjudica siempre a la comunidad andaluza con pérdidas de hasta 4.000 millones de euros”, y que “hace un reparto no equitativo y obliga a Andalucía a hacer un esfuerzo aún mayor” para garantizar uno de los pilares fundamentales del Estado del Bienestar.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales