Herramientas
|
11 mar 2016 - 16:00 h
|

Durante el pasado año, Baleares trató con los nuevos antivirales contra la hepatitis C a 1.036 pacientes. Esta cifra supone aproximadamente un 2,6 por ciento de todo el país. Hace ya unas semanas que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, desveló que el pasado año se habían suministrado estos medicamentos a cerca de 40.000 personas en España.

La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez, explicó a este periódico que de estos 1.036 pacientes tratados cuentan ya con resultados definitivos de 126 personas y con detalles de 840. “El índice de curación ha sido del 91,3 por ciento”, destacó la consejera, después de la finalización de la jornada ‘Gestión sanitaria en tiempos de cambio’, organizada por la consultora Antares Consulting.

El tratamiento de estos pacientes ha supuesto a la comunidad autónoma un gasto de 33 millones de euros. La región ha tenido que costear los medicamentos a través de los fondos de financiación del Gobierno. La consejera se mostró crítica con la fórmula de “yo invito, tú pagas” puesta en marcha por el Gobierno y reclamó mayor poder de decisión. El objetivo para este ejercicio es tratar a un número mayor de pacientes. Si en 2015, la estrategia se centró en la fibrosis más avanzadas en grado F3 y F4, este año su intención es continuar con estos pacientes más graves y comenzar a extender las terapias a los F2. En próximos meses, se contempla también la posbilidad de incluir también a los F0 y a los F1.

Más pacientes y menor coste

Con estos objetivos, Gómez prevé que en 2016 se supere la cifra de tratamientos suministrados en 2015. A pesar de este incremento, la consejera estima que “el coste sea menor este ejercicio”. Esta previsión coincide con los argumentos del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que explicó tras la reunión del Comité Científico Asesor del Plan de Hepatitis C que los fámacos sufrirían una rebaja de precio con la entrada de los nuevos medicamentos. Su entrada estaría prevista para este verano, según explicaron los expertos.

El ministro incluso se comprometió a continuar negociando con la industria farmacéutica para la rebaja de precios de los antivirales, que han supuesto un coste de alrededor de 988 millones hasta octubre de 2015.

Twitter
Suplementos y Especiales