Bengoa propone crear una agencia que evalúe la integración sociosanitaria

El ex consejero vasco y asesor de Obama defiende un órgano independiente que analice su implantación
Herramientas
|
30 may 2014 - 16:00 h
|

España tiene “buenos mimbres” para ser pionero en Europa en la integración de la atención social y sanitaria, pero falta “voluntad y coraje político fuerte para vencer las resistencias estructurales”. Es la reflexión de Rafael Bengoa, ex consejero de Sanidad del País Vasco, asesor de Barack Obama y director del área de Salud de Deusto Business School durante la presentación del documento de conclusiones de la jornada sobre el papel de los gobiernos en la Alianza Sociosanitaria. Un foro de encuentro organizado por la escuela de la Universidad de Deusto y patrocinado por Philips en el que han participado responsables autonómicos de ambas áreas.

Entre otras propuestas y en línea con las conclusiones de la jornada, Bengoa planteó la creación de una agencia independiente que evalúe los avances de los planes de integración sociosanitaria que llevan a cabo las comunidades autónomas. Para el asesor de Obama, sería fundamental que estuviera al margen del Ministerio de Sanidad, a diferencia de la Agencia de Calidad creada en su seno durante el mandato socialista de Elena Salgado, y que ofreciera informes libres de toda politización, al estilo del National Institute for Health and Clinical Excellence (Nice) británico.

Estrategia de coordinación

El ex consejero vasco analizó el papel de iniciativas como la Estrategia de Coordinación Sociosanitaria en la que trabajan comunidades autónomas y ministerio de Sanidad. Aunque admitió que no ha sido consultado de forma directa para la elaboración del borrador, “quizá por hacer en su día apreciaciones incómodas” en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, consideró que la entidad a la que representa sí lo ha hecho de manera indirecta. En cualquier caso, el consejero remarcó que “amor sin presupuesto no es un plan verdadero”, poniendo en duda la efectividad de iniciativas como ésta o la Estrategia Nacional de Crónicos que carecen de apoyo financiero. Aún así, admitió que todas ellas “están en el camino”.

Al hacerla se darán cuenta de dónde están los “vasos comunicantes”, explicó, y añadió que durante este proceso podrán ver que es importante hacer “menos recortes” y menos políticas de austeridad. “El ahorro está en otro sitio, por ejemplo en liberar camas hospitalarias, más caras y menos acogedoras, ocupadas por pacientes que podrían ser atendidos en residencias sociales o en su propio domicilio en mejores condiciones”, insistió Bengoa.

En su opinión, los recortes en el sector social condenan al Sistema Nacional de Salud a tener pacientes en un lugar más caro y más peligroso. “La situación no la arregla un copago, ni quitar las ayudas a los cuidadores”, puntualizó. La única opción es corregir la fragmentación de los cuidados sociales y sanitarios, una división que viene “de arriba”, de la esfera política, ya que “los profesionales hacen lo que tienen que hacer”, apuntó.

A diferencia de estas iniciativas nacionales, Bengoa sí alabó los planes de abordaje de pacientes crónicos de más de media docena de comunidades autónomas, como antesala de la integración del ámbito sanitario y social. Estas iniciativas, según destacó, sí cuentan con un presupuesto y se han traducido en mejoras palpables. Tanto es así que el ex consejero calcula que, gracias a estas iniciativas se encuentra estratificado el riesgo de cerca de la mitad de la población española, algo impensable en otros países como Francia.

Por su parte, Laia Novoa, responsable de Relaciones Públicas de Philips Iberia, subrayó que es el momento de que las administraciones reclamen fondos estructurales de la Unión Europea (UE) para acometer reformas de este calado, aprovechando el compromiso y la apuesta europea por la inversión tecnológica de los estados miembro, una de las claves de la reforma organizativa. No en vano, los fondos estructurales de la UE en el periodo 2014-2020 destinarán un total de 336.000 millones de euros a políticas de desarrollo.

Pasar a la acción

Junto al análisis de experiencias consolidadas en el sector público, como la del País Vasco o Irlanda, los participantes en la jornada también analizaron otras iniciativas internacionales a menor escala, resumidas en el cuadro adjunto. No obstante, más allá de estrategias y planes, todos coinciden en que la verdadera asignatura pendiente es conseguir que se materialicen. Por este motivo, invitan a reflexionar sobre las barreras y los elementos facilitadores que es preciso gestionar para avanzar hacia una implementación rápida.

Atención integral a personas con alzhéimer en Francia

Entre 2008 y 2012 se definió un plan que introducía la gestión de casos para estos enfermos. El objetivo era favorecer la coordinación entre profesionales estableciendo un solo punto de entrada en el sistema, con evaluación multidimensional y con el desarrollo de un sistema de información compartido. A través de esta estructura, se ofrecían cuidados personalizados a domicilio.

Un presupuesto único para la atención sociosanitaria de los pacientes mayores en Reino Unido

Inglaterra cuenta con varias experiencias en las que los equipos de salud y atención social trabajan de forma integrada. Un rasgo distintitivo es que estos equipos gestionan un presupuesto único y proporcionan asistencia a los mayores a domicilio. La experiencia se aplica en poblaciones de entre 25.000 y 40.000 habitantes.

La salud mental, un auténtico reto para administraciones locales y regionales italianas

La región italiana de Veneto integró un departamento de salud mental, de competencia regional, en cada autoridad local, responsables de los servicios sociales. Los equipos, en los que participan psicólogos, trabajadores sociales, etc., tratan de proporcionar todas las respuestas asistenciales al paciente.

Preparados para el cambio cultural que exige el abordaje sociosanitario en la ciudad sueca de Norrtalje

En esta localidad se creó una organización para administrar presupuestos compartidos en salud y servicios sociales en tres grupos de edad. En 2010 se llevó a cabo una evaluación de su funcionamiento, en la que se concluyó que estaban preparados para el cambio cultural y que había pocos incentivos para el desarrollo de cuidados coordinados.

Las estrategias nacionales
“sin presupuesto” no son
un “plan verdadero” para
el ex consejero vasco

La estratificación del riesgo llega ya a la mitad de la población española, algo impensable en otros países

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales