Cáncer de mama, de próstata y colorrectal metastásico, protagonistas de la sesión plenaria de ASCO

Herramientas
|
02 jun 2014 - 09:00 h
|

La sesión plenaria del 50 congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) ha tenido como protagonista cuatro estudios clínicos en fase III dirigidos a cáncer de mama, próstata y cáncer colorrectal. Estos estudios pivotales revelan nuevas formas de optimizar la quimioterapia comúnmente utilizada, las terapias hormonales y otras terapias dirigidas, y responden a cuestiones críticas sobre los efectos comparativos de dos regimenes de tratamiento muy utilizados en cáncer colorrectal avanzado.

“Los resultados de hoy responden a cuestiones críticas planteadas en la práctica clínica cada día. No hay duda que los pacientes vivirán más y mejor gracias a estos estudios”, comentó Clifford A. Hudis, presidente de ASCO.

El primero de los estudios de la plenaria demuestra la mayor efectividad de exemestane adjuvante frente a tamoxifeno cuando se combina con una supresión de la función ovárica en pacientes jóvenes con cáncer de mama hormono sensible en estados tempranos. Así un estudio que ha sumado dos análisis en fase III, el TEXT y el SOFT, demuestra que el inhibidor de la aromatasa exemestane es más efectivo en la prevención de las recaídas en cáncer de mama que tamoxifeno, cuando es utilizado en mujeres con supresión de la función ovárica (OFS) en mujeres premenopaúsicas con cánceres hormono sensibles. En el estudio, exemestane más OFS reduce el riesgo relativo de las mujeres de desarrollar un cáncer invasivo en un 28 por ciento, y específicamente reduce el riesgo relativo de recurrencia del cáncer en un 34 por ciento, comparado con tamoxifeno más OFS.

“Durante años, tamoxifeno ha sido el estándar de la terapia hormonal en la prevención de la recurrencia en cáncer de mama en mujeres jóvenes con enfermedad hormono sensible. Estos resultados confirman que exemestane con OFS constituye una alternativa válida”, afirmó la investigadora principal del estudio, Olivia Pagani, directora clínica del Breast Unit at the Oncology Institute of Southern Switzerland.

Cáncer colorrectal metastásico

Otro de los estudios que han sido protagonistas de la plenaria, centrado en cáncer de colon metastásico, indica que bevacizumab más quimioterapia en primer línea y cetuximab más quimioterapia proporcionan similares resultados en cuanto a supervivencia en estos pacientes. Los resultados del estudio en fase III indican que los cuatro regímenes en primera línea de tratamiento -bevacizumab más quimioterapia y cetuximab más quimioterapia- son igualmente efectivos para pacientes con cáncer colorrectal metastásico sin mutación KRAS. En el estudio, la media de supervivencia global fue de 29 meses con cada línea. Los datos también sugieren que tanto los regímenes de la quimioterapia Folfox como Folfiri son aceptables en combinación con cualquiera de los dos medicamentos.

“Alrededor de un 75 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal metastásico reciben como primera línea de tratamiento bevacizumab en EE.UU., aunque sabemos que cetuximab es también una buena opción para estos pacientes”, apunta el investigador principal del estudio CALGB, Alan P. Venook, profesor del Medical Oncology and Traslational Research de la Universidad de California.

Cáncer de próstata

Los resultados del estudio en fase III E3805 indican que añadir la docetaxel como quimioterápico en la terapia hormonal estándar extiende la supervivencia en hombres con un cáncer de próstata hormono sensible recién diagnosticado en 13 meses aproximadamente. La mejora en la supervivencia es incluso mejor en el subconjunto de hombres con la enfermedad extendida.

“La terapia hormonal ha sido un estándar de tratamiento para el cáncer de próstata desde 1950”, comentó Christopher Sweeney, médico oncólogo del Lank Center de Genitourinary Oncology en el Dana-Farber Cancer Institute en Boston. “Este es el primer estudio que identifica una estrategia que prolonga la supervivencia en pacientes recientemente diagnosticados de cáncer mestastásico de próstata. El beneficio es sustancial y garantiza un nuevo estándar de tratamiento para hombres que tienen la enfermedad avanzada y son candidatos a quimioterapia”, concluye.

Cáncer de mama

El estudio ALTTO sugiere que el tratamiento adjuvante usado en combinación con dos medicamentos dirigidos a HER2 -trastuzumab y lapatinib- no es más efectivo que el tratamiento estándar con trastuzumab sólo en mujeres con cáncer de mama HER2-positivo temprano. En el estudio, los investigadores no encontraron diferencias estadísticas significativas entre las dos líneas de tratamiento respecto a los cuatro años de supervivencia libres de progresión de la enfermedad, un porcentaje que se situaba entre el 86 y el 88 por ciento.

“Hemos visto que la mayoría de los pacientes con cáncer de mama HER2-positivo temprano responden bien a la terapia estándar de trastuzumab”, detalló Edith A. Perez, director del Mayo Clinic Cancer Center in Jacksonville, al tiempo que añadió que la sorpresa ha sido que añadir lapatinib no proporciona beneficio adicional, ya que la combinación de estos fármacos mostró resultados prometedores en un estudio más pequeño y administrada antes de la cirugía. “La lección de este estudio es que necesitamos ensayos clínicos fiables en enfermedades específicas para comprender totalmente el valor de los regimenes de los nuevos tratamientos”, corroboró.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales