CaRD en pacientes asintomáticos podría ser la clave en MM

Con CaRD se espera conseguir que en el 50 por ciento de los casos no se detecte la EMR
Herramientas
|
17 jun 2016 - 16:00 h
|

El mieloma múltiple (MM) es un cáncer incurable de la sangre que se desarrolla cuando células plasmáticas malignas crecen de manera no controlada en la médula ósea. Se trata de una de las neoplasias hematológicas de peor pronóstico y representa el 1 por ciento de todos los tumores malignos. María Victoria Mateos, del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, comentó que su centro participa en un ambicioso estudio para lograr la “curación” de esta patología. Concretamente, van a comprobar los efectos de la combinación de carfilzomib (Kyprolis, de Amgen), el primer inhibidor irreversible del proteasoma, con lenalidomida (Revlimid, de Celgene) y dexametasona. Esta combinación se acaba de aprobar recientemente para el tratamiento de pacientes adultos con mieloma múltiple que hayan recibido como mínimo un tratamiento previo.

Pero el objetivo de este trabajo es tratar con esta combinación a los pacientes asintomáticos. “Se sabe que estos pacientes, si no reciben el tratamiento adecuado, presentan un riesgo del 50 por ciento a los dos años de que la patología haya evolucionado”, comentó Mateos. Como indicó esta experta, la citada combinación (CaRD) es, seguramente, “el tratamiento más eficaz que existe para esta enfermedad”. La hipótesis es que si los pacientes asintomáticos reciben CaRd y se les aplica un trasplante autólogo de médula ósea además de una terapia de mantenimiento (también con CaRD), “se podría conseguir que en el 50 por ciento de los casos no se detectara la enfermedad mínima residual”. Actualmente, ya se han reclutado 30 pacientes, y el objetivo es llegar a los 90.

Pero ¿cómo identificar a un paciente que no presenta síntomas? “El primer dato suele llegar de una analítica convencional, donde aparecen las proteínas totales elevadas —dijo esta experta—. Y, luego, en un proteinograma se observa que hay una elevación de una proteína monoclonal. Estas proteínas las producen las células plasmáticas, que están en la médula ósea. Se realiza un aspirado de la médula ósea y se ve que estos pacientes tienen un 10 por ciento de células plasmáticas, cuando lo normal es un 3-4 por ciento, y, además, todas o la gran mayoría son anormales”.

También en mieloma múltiple, uno de los estudios destacados ha sido un ensayo fase 3 que muestra que, cuando se añade daratumumab (Darzalex de Janssen), el primer anticuerpo monoclonal aprobado en mieloma múltiple, a lenalidomida y dexametasona (que es el estándar de tratamiento actual), se reduce un 63 por ciento el riesgo de progresión o muerte en pacientes en recaída o refractarios que hayan recibido al menos una línea de tratamiento en comparación con lenalidomida y dexametasona. Estos datos se suman a los buenos resultados del fármaco en monoterapia presentados recientemente en el Congreso de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO) 2016.

“Probablemente sea la diferencia más elevada obtenida hasta ahora en mieloma múltiple entre la rama control y la experimental”, comentó Mateos. Daratumumab ataca directamente a las células plasmáticas. “Pero también estimula los linfocitos T —dijo Mateos—. Esto también lo hace lenalidomida, por lo que tenemos dos fármacos que suman fuerzas en el mismo frente”.

Enfermedad mínima residual

El tema de la enfermedad mínima residual (EMR) también ha tenido su relevancia, ya sea en el caso del mieloma u otras enfermedades oncohematológicas. Acutalmente, la citometría de flujo y la PCR son los métodos más empleados para detectar la enfermedad mínima residual, es decir, la persistencia de un pequeño número de células malignas que, a pesar de la remisión completa, pueden hacer que el paciente recaiga. Los expertos han señalado que las técnicas de next generation sequencing (NGS), todavía no validadas, serán mucho más precisas para detectar esta enfermedad mínima residual.

Añadir daratumumab a lenalidomida y dexametasona reduce un 63% el riesgo de progresión o muerte en MM

La next generation sequencing será mucho más precisa para detectar la enfermedad mínima residual

Twitter
Suplementos y Especiales