Castilla-La Mancha aprueba el convenio con Madrid, con estrictas condiciones

Herramientas
|
20 mar 2015 - 12:00 h
|

Tras el sí del parlamento castellanomanchego al convenio sanitario con Madrid, ahora toca que la Asamblea madrileña lo apruebe este miércoles para posteriormente pasar por el Senado.

Un convenio que ha suscitado a juicio de la presidenta manchega, María Dolores de Cospedal,”vicisitudes que lo han complicado”, y que en gran parte considera que ha sido consecuencia de los cambios que ha elaborado la consejería de Sanidad de Madrid. Para Echániz este convenio es uno de los objetivos políticos más importantes de la legislatura y tiene un “enorme valor político” por su impacto en la vida de los ciudadanos de la región, ya que puede afectar a cerca 380.000 castellano-manchegos, lo que supone el 18 por ciento de la población.

Sobre el papel, el texto aguarda unas las estrictas condiciones de pago para el gobierno manchego, con varias opciones de anulación si Castilla-La Mancha no cumple. El acuerdo quedará automáticamente anulado si se retrasa el impago a Madrid en varias ocasiones. Además, para los pacientes de Guadalajara, la Junta tendrá que pagar cada tres meses, por los servicios que se presten. En este caso se podrá retrasar tres meses en el pago, y la Comunidad de Madrid facturará la cantidad a pagar de manera mensual. Además se realizará una liquidación anual del dinero que se deba.

En el caso de que la Comunidad Madrileña tenga que contratar más personal para hacerse cargo de este aumento de pacientes, este personal irá a nómina de Castilla-La Mancha en su totalidad.

El precio de los servicios los pondrá la comisión que regulará el cumplimiento del acuerdo. En caso de impago o quebrantamiento de las normas por alguna de las partes, el convenio queda suspendido.

En el caso de los toledanos, la Junta tendrá que pagar mensualmente, estipulando un precio por cartilla a tratar, aunque la persona nunca acuda al médico ni a Madrid. Se podrá retrasar en los pagos también tres meses y se liquidará la cantidad cuando acabe un año natural en los primeros seis meses del nuevo año. Cada mes la Junta pagará el 95 por ciento del importe de esas cartillas, aunque la cifra se actualizará en 2016 a partir de los costes reales que hayan costado a los castellano-manchegos sus servicios a la región de Madrid así como en función de cuántos han usado los servicios de la otra región.

Twitter
Suplementos y Especiales