Cinco años para neumología y seis para cirugía torácica

Separ se alinea con Europa, liderando la validación periódica de la colegiación y certificación (VPC-R)
Herramientas
|
17 jun 2016 - 16:00 h
|

La troncalidad no servirá de nada si no se amplía el periodo específico para los neumólogos y los cirujanos torácicos. Esta es la idea de la que parte Separ para hablar de esta transformación del modelo de formación especializada, a través del decreto de troncalidad que fue aprobado hace ahora tres años.

Un decreto que, por cierto, arrancaría en 2017, según fuentes del propio ministerio de Sanidad, aunque los propios profesionales no son tan optimistas y no creen que estará listo antes de dos años.

Eso sí, Pilar de Lucas, expresidenta de Separ, comenta que “la troncalidad tiene puntos más positivos que negativos”.

La visión integral del médico que ofrece esta normativa es bueno, a su juicio, para los especialistas, ya que saldrán de la residencia teniendo competencias profesionales en varios ámbitos. Sin embargo, De Lucas insiste en la necesidad de un quinto año para los neumólogos y de un sexto para los cirujanos torácicos como requisito “imprescindible” para que la reforma funcione.

Para la neumóloga si no se rediseñan los programas formativos, el modelo troncal es inviable.

En este sentido explica que la distribución por competencias se organizarán en tres bloques. Las transversales, donde se abordarán temas de calidad, gestión, formación bioética, etcétera, las competencias troncales distribuidas entre las médico y las quirúrgicas, y por último las competencias específicas de neumología y cirugía torácica.

A juicio de De Lucas “el tiempo actual de formación ya es escaso de por sí”. De este modo, considera que resulta difícil en dos años y medio que quedan para la especialidad desarrollar todas las competencias. Además, el aumento de las complejidades relacionadas con las enfermedades pulmonares hace que exija aumentar la formación.

De momento, como confirma la expresidenta de la sociedad, el ministerio de Sanidad es consciente de esta petición. Una vez que terminen de conformarse las competencias genéricas y de tronco habrá que pensar en esta ampliación. Su actitud es optimista y confía en que el Gobierno lo tenga en cuenta.

Además, los neumólogos han solicitado al ministerio conformar áreas de capacitación específica (ACE) accesibles desde su especialidad: Medicina del Sueño, Endoscopia Intervencionista, Neumología Pediátrica, y Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD).

VPC-R

La formación continuada y su acreditación es otro de los bastiones de la sociedad científica. Separ ha sido la primera en llevar a cabo la recertificación de la Validación Periódica de la Colegiación (VPC-R). Ana María Gómez, vicepresidenta de Separ y cirujana torácica, recuerda que hace tiempo Separ y la OMC sellaron este compromiso de colaboración en materia de acreditación profesional, a través del cual se certifica la aptitud y competencia profesional específicas de los neumólogos y cirujanos torácicos en general y de los socios de dicha entidad científica en particular.

El programa que se pone en marcha a partir de este convenio, ha sido estructurado en cuatro módulos: buena praxis médica; estado psicofísico del médico; actividad laboral profesional; y desarrollo profesional continuo y formación continuada. Mientras, la OMC se responsabilizará de la evaluación de los tres primeros módulos. Separ definirá y desarrollará tanto los estándares de las competencias específicas de los especialistas en neumología y cirugía torácica, como la evaluación cuando lo soliciten dichos especialistas.

Como explica la experta, la acreditación de neumología está ya en fase de prueba, y ahora se está haciendo hincapié en la de cirugía torácica.

“Es algo necesario puesto que en algunos países de Europa ya es obligatorio”, explica Gómez. Un paso al frente de la sociedad que se anticipa a algo que a juicio de la neumóloga evaa llegar en unos años.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales