Combatiendo con éxito la malaria

Herramientas
|
08 may 2015 - 16:00 h
|

La malaria afecta a unos 200 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero cada año se producen más de medio millón de muertes anuales a causa de esta enfermedad, nueve de cada diez en África subsahariana, la gran mayoría en niños menores de 5 años.

Contribuir a mejorar el cuidado de la salud es una prioridad absoluta para Novartis. Por ese motivo se creó la Iniciativa de Novartis contra la Malaria, que tiene como objetivo facilitar el acceso al tratamiento e investigar y desarrollar nuevos antimaláricos, convirtiéndose en uno de los mayores programas de acceso a medicamentos de la industria farmacéutica. Desde 2001, en más de 60 países donde la malaria es endémica, Novartis ha facilitado sin fines de lucro, inicialmente a través de una asociación de 10 años con la OMS y actualmente con otras organizaciones como Unicef, más de 700 millones de tratamientos, 250 millones de los cuales son pediátricos. Además del actual tratamiento antimalárico, Novartis tiene nuevos medicamentos en desarrollo gracias a las investigaciones llevadas a cabo en el Instituto Novartis de Enfermedades Tropicales, totalmente dedicado al descubrimiento de tratamientos para enfermedades tropicales desasistidas.

En 2013 Novartis se unió a la campaña ‘Power of One’ de Malaria No More con el objetivo de donar hasta tres millones de tratamientos antimaláricos pediátricos en Zambia. La iniciativa ha sido tan exitosa que se está ampliando a Kenia, donde se acaban de entregar 200.000 tratamientos.

El desabastecimiento de tratamientos es otra de las problemáticas en la lucha contra la malaria. Por ese motivo, Novartis unió sus fuerzas con diversas empresas y asociaciones creando SMS for life, una iniciativa público-privada para mejorar el acceso a los tratamientos antimaláricos en las áreas rurales de los países en vías de desarrollo. Uno de los fines es comprobar semanalmente los niveles de existencias, evitando el desabastecimiento y asegurando su disponibilidad en los centros de salud. El programa SMS for life se inició con éxito en Tanzania en 2009 donde más de 5.000 centros lo utilizan y, tras su implantación en Ghana, se extendió también a Kenia, Tanzania, República Democrática del Congo y Camerún.

Gracias al trabajo de todos los actores implicados en la lucha contra la malaria desde hace más de una década, la OMS estima que su incidencia se ha reducido en un 30 por ciento y la mortalidad causada por esta enfermedad ha descendido en un 47 por ciento.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales