Joseba Asolo, director general del Colegio de Médicos de Vizcaya

“Creo que la RSC seguirá ampliándose porque es un deber y una obligación para las empresas”

El Colegio de Médicos de Vizcaya celebró el pasado diciembre una gala solidaria en Bilbao con el fin de recaudar fondos para el Banco de Alimentos de la región. Además, colabora con diversas organizaciones sin ánimo de lucro y elabora campañas de educación para la salud, la próxima, en colaboración con el Ayuntamiento de Bilbao
Herramientas
|
10 ene 2014 - 16:00 h
|

Pregunta. El Colegio de Médicos de Vizcaya celebró recientemente una gala solidaria a favor del Banco de Alimentos de la provincia, ¿cómo surgió está idea? ¿Qué les impulsó a ello?

Respuesta. Desde hace varios años venimos realizando diferentes actividades enmarcadas dentro de nuestra política de RSC. A finales de 2012, cuando nos planteamos la actividad a desarrollar para el año 2013, se decidió llevar a cabo una campaña de educación para la salud. El objetivo que nos marcamos era alertar a los padres y madres de los peligros del sobrepeso y la obesidad infantil. Para ello, pusimos en marcha una campaña para la prevención de la obesidad infantil, consistente en impartir una serie de charlas por diferentes municipios y colegios de Vizcaya y elaborar un cómic para los más pequeños. Como colofón, decidimos atender a la otra cara de la moneda, a las personas sin acceso a la alimentación básica, nos pusimos en contacto con el Banco de Alimentos de Vizcaya y les propusimos ser los beneficiarios de una gala solidaria.

P. ¿Qué otras iniciativas de RSC ha desarrollado el colegio en los últimos tiempos?

R. En 2011 organizamos Biziberria, una carrera popular a beneficio de la Fundación Vicente Ferrer, que se llevó a cabo por un circuito urbano en Bilbao para recaudar fondos con el fin de dotar de bicicletas a niñas indias y que así pudieran llegar a las escuelas y seguir estudiando educación secundaria, con lo que se les evitaban matrimonios y embarazos infantiles. Logramos fondos para comprar más de 400 bicicletas para las niñas de Anantapur.

En 2012, instituimos el Premio Colegio de Médicos de Vizcaya al Compromiso con la Salud, un galardón a través del cual queremos distinguir a aquellas personas u organizaciones que han destacado por su labor en el área sanitaria.

En 2013 también hemos firmado acuerdos de colaboración con diferentes organizaciones, como la ONG África Avanza, compuesta por médicos cooperantes de Vizcaya, y que lleva a cabo su labor en el Hospital Público de la Isla de Sal en Cabo Verde.

Además, hemos llegado a un acuerdo de colaboración con la Diputación Foral de Vizcaya para difundir su programa de acogimiento infantil. Se trata de buscar hogar temporal a niños y niñas cuyos padres, por diversos motivos, no pueden hacerse cargo de ellos y están institucionalizados. El objetivo del programa es que puedan obtener los beneficios de vivir en una familia de acogida.

Asimismo mantenemos la colaboración con otras organizaciones con las que previamente hemos llevado a cabo alguna acción, como Médicos sin Fronteras, Medicus Mundi, o Médicos del Mundo.

P. ¿Cuál es la importancia de este tipo de actuaciones en la labor que desarrollan?

R. Entendemos que el colegio debe ser un referente para la profesión y para la sociedad. Los médicos son personas comprometidas y solidarias en su trabajo y también en su vida en general, estas acciones son un reflejo como colectivo de esa forma de ser y actuar. Vivimos en sociedad y debemos contribuir en la medida de nuestras posibilidades al desarrollo y la mejora de la misma. No olvidemos que desde hace décadas, los médicos vienen realizando labores humanitarias allá donde han sido requeridos.

P. ¿Tienen algún proyecto más en mente de cara al futuro?

R. Aún es pronto para hablar de acciones concretas pero, sin duda, las habrá. De momento seguiremos apoyando a todas aquellas organizaciones con las que ya hemos establecido una alianza. En este momento estamos evaluando distintas posibilidades que se concretarán a lo largo del año 2014.

P. Con la situación económica actual, ¿cree que estas iniciativas son ahora más importantes que nunca?

R. Sin duda. Aquellos que todavía estamos en situación de aportar, tenemos la obligación de colaborar con los más desfavorecidos.

P. Sin embargo, ¿puede la crisis económica estar lastrándolas dentro de algunas instituciones?

R. Definitivamente, sí. Hay organizaciones que están acusando los efectos de la crisis y a las que les cuesta más poner en marcha iniciativas de este tipo por falta de recursos económicos. Pero éste no es el caso del Colegio de Médicos de Vizcaya, que, en estos momentos, apuesta con más firmeza que nunca por aportar más y mejor, si cabe. Afortunadamente la Junta Directiva está absolutamente comprometida con la RSC y con la contribución a la sociedad en general.

P. Desde su punto de vista, ¿cuál es el valor de la RSC para un colegio de médicos?

R. Es un deber. En nuestro caso estamos convencidos de que debemos poner en práctica nuestro perfil solidario. Como profesionales, somos un referente para la sociedad y también en este tipo de actuaciones debemos serlo.

P. ¿Cree que no se perciben suficientemente los beneficios asociados a llevar a cabo iniciativas de RSC?

R. Con ellas, nos beneficiamos todos, quienes las ponemos en práctica y quienes reciben los resultados de la acción. En algunos ambientes puede considerarse una moda, nosotros tenemos claro que está en nuestra forma de ser.

P. Y en cuanto a la sanidad en particular, ¿considera que tendría que potenciarse más?

R. Hay más acciones solidarias y de RSC de las que se podría pensar. Quizá lo que ocurre es que se desconocen. En el caso de Vizcaya, podemos afirmar que la sociedad conoce cada día mejor lo que su colegio de médicos hace. Uno de nuestros objetivos principales es la educación para la salud y estamos en proceso de establecer una alianza con el Ayuntamiento de Bilbao para poner en marcha una campaña que se llevará a cabo antes de primavera.

P. ¿Cómo augura el futuro en este campo?

R. Creo que seguirá ampliándose cada vez más. Es una necesidad y una obligación que las empresas y las organizaciones sigamos aportando a la sociedad. En cualquier caso, estoy convencido de que el Colegio de Médicos de Vizcaya continuará siendo un referente en RSC dentro y fuera de la profesión.

“Estas acciones son un reflejo de los médicos como colectivo, de su forma de ser y de actuar. Vivimos en sociedad y debemos contribuir al desarrollo y la mejora de la misma”

Twitter
Suplementos y Especiales