“Debe mejorarse mucho la formación de los médicos en el ámbito jurídico”

MELCHOR ÁLVAREZ DE MON Catedrático de Medicina de la Universidad de Alcalá
Herramientas
|
13 nov 2015 - 16:00 h
|

La necesidad de especialización de profesionales del derecho y de la medicina en la valoración y desarrollo de los procesos clínicos y legales propios de la práctica asistencial es uno de los motivos que ha propiciado la creación del máster en Peritaje Médico, desarrollado conjuntamente entre la Fundación Uniteco y la Universidad de Alcalá. Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina de la Universidad de Alcalá y director del máster, recalca la importancia de la formación en este ámbito.

Pregunta. La Universidad de Alcalá y la Fundación Uniteco han lanzado el máster en Peritaje Médico, ¿cómo es el programa de este posgrado y a quién está dirigido?

Respuesta. Este máster engloba varios aspectos: tanto las bases jurídicas aplicables al entorno profesional médico y a la responsabilidad del profesional tanto penal como civil; como a la valoración de las actuaciones médicas, si se adecúan al estado del conocimiento, a la responsabilidad exigible al médico, etc., y también la valoración de las consecuencias sufridas por el paciente por el daño corporal o psíquico. En definitiva, los diferentes ámbitos del peritaje médico. Y va dirigido a profesionales de la medicina y odontología.

P. ¿Qué propició la creación de este máster?

R. La percepción de la necesidad de la calidad del peritaje médico. Realmente, estamos en una fase en la que el quehacer del médico y del odontólogo está sometido a la valoración por parte de los pacientes, de la sociedad, de su adecuación o no a los estándares exigibles de calidad.

P. Estos estudios forman parte de la primera iniciativa de la vertiente académica que pone en marcha Uniteco, ¿qué otras actividades se enmarcan en esta área?

R. La Fundación Uniteco está teniendo un amplio abanico de iniciativas. Respecto al ámbito académico ha creado una cátedra en la Universidad de Alcalá y es la primera actividad académica en términos de cursos, de programas de formación, pero habrá más. También en el ámbito de la calidad asistencial, en el del derecho sanitario, en la práctica diaria, en enseñar al médico que su comportamiento debe adecuarse al marco exigible legal español o internacional.

P. Como director de este posgrado, ¿cómo valora la formación que tienen hoy en día los especialistas en el ámbito jurídico-legal?

R. Realmente, creo que debe mejorarse mucho la formación del médico en el ámbito jurídico. En las facultades de Medicina tenemos desde hace tiempo una asignatura de medicina legal, sin embargo, para la práctica clínica, el profesional necesita tener unos fundamentos del derecho que se aplican a medicina así como de la gestión y la calidad asistencial. Creo que estos son dos aspectos clave y deben reforzarse los planes de estudios.

P. ¿Qué importancia tendrá este máster para los especialistas que se matriculen en él?, ¿y qué puertas les abrirá?

R. Cada día es más relevante la existencia de peritos cualificados, que participan en procesos judiciales de médicos, pero no solo en ese ámbito, sino también en valoraciones corporales, en las valoraciones con las compañías de seguros, etc. El ámbito de actividad de una persona experta en peritaje médico es muy amplio.

P. Respecto al ámbito laboral, ¿cree que los profesionales sanitarios tendrán más oportunidades una vez que adquieran los requisitos mínimos?

R. Es obvio que todo esto es un ámbito en el que realmente las necesidades en el sistema social son muy altas y es previsible que estas personas puedan tener distintas posibilidades de aplicar sus conocimientos desde el punto de vista laboral-profesional.

P. ¿Cuáles creen que son los temas sobre los que se debería incidir desde la universidad para que los estudiantes de Odontología y Medicina estén más preparados?

R. Creo que la formación y los fundamentos jurídicos de la profesión y la responsabilidad civil y penal deben expandirse. Deben concretarse con aplicaciones prácticas hacia la asistencia. En este sentido, nosotros, en la Universidad de Alcalá, ofrecemos una nueva asignatura sobre esto pero debería ser más común en todas las facultades de Medicina y Odontología y realmente formar parte del núcleo de formación en el profesional.

P. ¿Qué retos quedan todavía pendientes, respecto a la formación de los profesionales sanitarios?

R. Varios. Desde luego, un aspecto clave es la comunicación entre el médico y el paciente, entre el médico y el entorno familiar; también hay que mejorar la formación en el área clásica de la relación médico-enfermo, pero sobre todo en la comunicación. Estamos en un mundo en el que las relaciones interpersonales son clave y las técnicas de comunicación son muy importantes. También se debería potenciar la calidad asistencial y los aspectos sociales y legales, así como la farmacoeconomía. Junto a esto, apostar por la medicina personalizada que, a fin de cuentas, es medicina de precisión.

P. Hace unos meses reconoció en una entrevista que usted era uno de los ‘huesos’ de la Facultad de Medicina en la Universidad de Alcalá, ¿lo será también en este máster?, ¿qué deben tener en cuenta los alumnos para aprobar (y sacar nota) con usted?

R. Sacar nota en las asignaturas en las que yo estoy implicado es muy fácil. Lo único de lo que se trata es de saber. Hay que responder a las expectativas de formación de los alumnos, de capacitarles para aquello para lo que se han matriculado. Lo que pretenderemos es ofrecer la máxima calidad posible.

Contar con peritos cualificados para trabajar en diferentes actividades es cada
vez más relevante”

Trabajar la relación médico-paciente
y la comunicación
son dos retos pendientes en formación”

Lo que se pretende en el máster
en Peritaje Médico
es ofrecer la máxima calidad posible”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales