“Debemos conseguir una mayor precisión y cumplimiento de las guías clínicas”

marti sansaloni Consejero de Salud de Islas Baleares
Herramientas
|
26 sep 2014 - 16:00 h
|

A pesar de las idas y venidas de sus antecesores en el cargo, parece que Sansaloni está consiguiendo la estabilidad para la sanidad balear. Aunque cauto, afirma que lo peor en materia de ajustes ya ha pasado.

Pregunta. El próximo año será complicado. No habrá reforma del sistema de financiación, toca ajustarse al nuevo objetivo de déficit, con un aumento del IVA en Sanidad y una bajada de la recaudación por ingresos. ¿Tocará hacer más ajustes en Sanidad?

Respuesta. Los grandes ajustes ya se han hecho y las reformas están dando sus frutos. Ahora debemos ser capaces de ver las bolsas de ineficiencia que aún quedan y qué actuaciones se pueden llevar a cabo, pero no del mismo calado. Lo que hay que hacer es saber cuál es el enfoque de cara a los próximos 20 años que tiene que tener nuestro SNS. Por ejemplo, lo sociosanitario y la cronicidad son los temas fundamentales que hay que abordar y cerrar cuanto antes para saber dónde, cómo y cuándo hay que tratar a los pacientes en cada uno de los niveles asistenciales.

P. Este último año, el presupuesto de la Consejería creció un 2 por ciento, ¿van a seguir esta línea en 2015?

R. Debemos ajustar al máximo nuestro presupuesto al gasto. Teniendo la previsión de abrir un nuevo hospital en este ejercicio necesitaremos un plus y convencer a Hacienda del incremento.

P. Este año volverá la petición de blindar la sanidad en los presupuestos. ¿Es necesario, a su juicio?

R. Hace cinco años, la horquilla que había entre las comunidades que menos y más recursos destinaban era más dispar. Alguna estaba bastantes euros por encima de la media. Pero esa horquilla se va estrechando y los presupuestos son, cada vez más, lo más realistas posibles. De cara al futuro es lo que debemos conseguir: cubrir las necesidades del sistema sanitario y adaptarnos a las innovaciones y a las carteras de servicios, que se van incrementando.

P. ¿Qué opina de la denuncia de Feder en la que advertía de que una serie de comunidades había rechazado atender pacientes de otras regiones?

R. Cualquier ciudadano español debe ser atendido sanitariamente y tiene que tener acceso al fármaco que necesita independientemente de la región en la que se encuentre. Después, es problema de los políticos llegar a compensar esta asistencia sanitaria y los presupuestos. Son temas separados.

P. ¿Cuál es su postura sobre la financiación de la innovación?

R. No se puede denegar ningún tratamiento que mejore los resultados de los previos. El paciente siempre debe ser el eje central, pero hay que negociar individualmente con cada uno de los laboratorios las condiciones económicas y tener muy clara la diana de pacientes y cuáles cumplen los criterios para recibirlos.

P. Recientemente señaló que España no tiene una Red de Agencias “comparable” a la de otros países. En su opinión, ¿qué le falta o qué le sobra?

R. Le falta la tradición que puede tener por ejemplo el NICE, y ser capaz de llegar a conclusiones que los clínicos acepten y sigan, como sí pasa en el sistema público inglés. Es un tema de trabajo conjunto entre las agencias, el ministerio y las comunidades, y de respeto por parte de los clínicos para que lleven a cabo aquellas decisiones que se expresen en cada evaluación.

P. ¿Por qué, pese a ser un discurso recurrente, se sigue sin apostar por la evaluación económica y no se desamortiza aquello que no tiene valor?

R. Es cierto que la cartera de servicios suele incrementarse y no se desamortizan técnicas que han quedado obsoletas o han sido sustituidas por otras. También hay que ver qué tratamientos son los más adecuados y tener unas guías clínicas lo más precisas posibles. Éstas pueden salir o bien de las sociedades científicas o de la Red de Agencias. Debemos conseguir una mayor precisión y un mayor cumplimiento de estas guías clínicas.

P. Ha reconocido que el gasto hospitalario es el ‘gran capítulo pendiente’. ¿En qué punto se encuentra esta factura y hasta donde lo quiere llevar?

R. Es el que menos se ha controlado en la última década. Así como se ha controlado el gasto farmacéutico ambulatorio por las bajadas de precios y la desfinanciación, no podemos decir lo mismo del hospitalario. Debemos establecer más sistemas de control y ser capaces de aunar los criterios clínicos y las prescripciones. No podemos establecer un mínimo, igual que no se establece una reducción del gasto farmacéutico ambulatorio, pero sí ser capaces de invertir esta tendencia de incremento año tras año. El Interterritorial ha cifrado el último incremento en más de un uno por ciento pero es uno de los capítulos que aún tiene recorrido.

P. ¿Ha descartado aplicar el copago farmacéutico hospitalario?

R. No se aplica en ninguna comunidad y no hay inmediatez para aplicarlo.

P. ¿Qué aporta al Ib-Salut la nueva herramienta de gestión de personal?

R. Por primera vez tenemos una relación de los puestos de trabajo, sabemos cuál es el concepto de forma centralizada, como una gran empresa de más de 14.000 trabajadores, y tenemos una bolsa única informatizada que se podrá actualizar periódicamente. Todo ello dará mayor permeabilidad para acceder al empleo público. Se trata de una herramienta de control importante.

P. ¿En qué dirección cree que debería plantearse un cambio en el modelo retributivo de los profesionales?

R.Apuesto por que se incentive a aquel profesional que está más comprometido con la organización con un variable mayor que el del resto de compañeros.

P. ¿Está en disposición de aportar los datos para el registro de profesionales?

R. Sí, en el momento en que se precise. Tenemos que ser capaces de compararnos con el resto de servicios de salud y para ello hay que saber los ratios de enfermería, auxiliares y médicos por consulta que tenemos. Debemos ser capaces de unificar al máximo los criterios. Hoy cada comunidad se intenta comparar con el resto en base a la información de la que disponemos.

No se puede negar ningún tratamiento que mejore los resultados de los previos”

Es problema de los políticos compensar la asistencia sanitaria entre comunidades”

Hay que establecer más sistemas de control en gasto farmacéutico hospitalario”

Debemos de unificar al máximo los criterios en RR.HH. entre CC.AA.”

Twitter
Suplementos y Especiales