Paros/ Los sindicatos sanitarios se suman a las movilizaciones de los funcionarios y advierten de un conflicto “sin precedentes” para septiembre

Dificultades estivales agravadas por los recortes

Las clásicas complicaciones de la atención sanitaria en los meses de verano se están viendo empeoradas en los núcleos turísticos y rurales

Los dispositivos de refuerzo que fueron “insuficientes” otros años se han reducido en regiones como la andaluza y la valenciana, según CESM

Herramientas
|
20 jul 2012 - 19:00 h
|

Pese a que el gran componente vocacional de su profesión “atempera” la desmotivación, los médicos no son, ni mucho menos, inmunes a la grave situación que sufren los empleados públicos. Es más, aseguran haber llegado al límite tras dos años de recortes —el último la semana pasada con la supresión de la paga extra de Navidad— que les han hecho perder, de media, entre un 25 y un 30 por ciento de su salario, además de un número creciente de puestos de trabajo en el sector.

Por ello, el comité ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha acordado apoyar todas las movilizaciones convocadas —como la de funcionarios del pasado jueves— contra los ajustes “injustos y poco efectivos” que está aplicando el Gobierno central sin acometer la “verdadera” reforma pendiente del “hipertrofiado” aparato político y también se ha sumado a la Plataforma Sindical y de Asociaciones Profesionales de Empleados Públicos, de la que forman parte más de 20 organizaciones y que el próximo día 24 decidirá nuevas acciones.

Y es que las consecuencias más graves para los sanitarios no son sólo las económicas pues, tal y como han advertido desde el sector de Atención Primaria de CESM, las “clásicas” complicaciones asistenciales de los meses de verano se verán muy agravadas por una “falta de planificación” en materia de recursos humanos. Así, la “escasez” de facultativos en las bolsas de trabajo y las restricciones en los presupuestos autonómicos empeorarán la asistencia en las zonas más afectadas por la falta de cobertura profesional y por la afluencia turística como los núcleos rurales aislados y las costas de Andalucía y Valencia, donde se han recortado, según el sindicato, los dispositivos especiales de refuerzo habilitados para estas fechas que ya en años anteriores demostraron ser totalmente “insuficientes”. Por ello, tanto desde el Sindicato Médico Andaluz (SMA) como desde el de enfermeros Satse vaticinan unos meses muy duros por la “ausencia” de contrataciones para suplir el periodo de vacaciones de los profesionales y advierten de una movilización del sector sanitario “sin precedentes” para septiembre. Así, el SMA ha denunciado el cierre de casi 700 camas —cifra que la consejería ha rebajado a 420—, 53 quirófanos y 400 consultas en los tres hospitales de la capital y de la cobertura de sólo el 3 por ciento de las sustituciones en las plantillas de estos centros como consecuencia del aumento de la jornada semanal en dos horas y media.

En este sentido, éstas y otras centrales sindicales presentes en la mesa sectorial de Sanidad han remitido a la Dirección General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud, un documento alternativo para la aplicación del incremento de la jornada laboral de 37,5 horas semanales, fijando unos criterios generales básicos de 1.645 horas para los turnos diurnos, 1.530 para los rotatorios y 1.470 para los fijos nocturnos.

También en Baleares, Satse ha denunciado la inactividad de 138 camas y de 8 de los 19 quirófanos del Hospital de Son Espases, que funcionará “a medio gas” durante dos meses y medio para ahorrar recursos, lo que tendrá una repercusión “demoledora” sobre las listas de espera, que ya se han “triplicado” durante este año. Este sindicato calcula que en verano se cerrarán unas 300 camas en el conjunto de hospitales públicos de las islas, cifra que hasta ahora nunca se había alcanzado. También la temporada estival hará mella en los centros de Castilla y León donde el recorte de camas —alrededor de 630, según Satse— y el cierre de plantas serán similares a 2011, pero sólo se cubrirán el 15 por ciento de las sustituciones, según Satse. Así, las medidas adoptadas por la Junta están “agravando” los recortes del Gobierno central por lo que desde el CESM están estudiando la posibilidad de convocar una huelga para septiembre.

El sindicato médico de la Comunidad Valenciana ha llegado incluso a “aconsejar” a la población no ponerse enferma durante este verano en departamentos como el de Denia donde han “desaparecido” las urgencias nocturnas de los centros de salud o puntos de atención continuada (PAC).

También se reducirá la atención urgente en una buena parte de estos centros en Castilla-La Mancha donde además el servicio regional de Salud ha anunciado que prescindirá este mismo mes de 99 médicos interinos —rebajando los 190 previsto inicialmente tras una negociación con CESM— y 426 más entre personal de enfermería, celadores y empleados de la administración hospitalaria.

“Satse vaticina meses duros por la ausencia de contrataciones para suplir a profesionales”

“El sindicato médico de Castilla-La Mancha logra rebajar de 190 a 99 la reducción de interinos”

Twitter
Suplementos y Especiales