Dosis más bajas de quimioterapia para controlar el cáncer

Herramientas
|
26 feb 2016 - 16:00 h
|

La hipótesis es que al dejar vivas algunas de las células vulnerables al fármaco quizás se impida el crecimiento de las células resistentes.

Durante las últimas décadas, el objetivo de los tratamientos dirigidos a combatir las neoplasias es erradicar todas las células cancerígenas posibles. De este modo, se pretende reducir al máximo las probabilidades de que la enfermedad vuelva a aparecer. Ahora, un grupo de expertos del Centro del Cáncer e Instituto de Investigación H. Lee Moffitt Tampa (Estados Unidos) plantea un enfoque diferente en un artículo que acaba de publicarse en Science Translational Medicine.

Como señalan los expertos, la quimioterapia logra eliminar las células tumorales vulnerables al fármaco, pero, por otro lado, posibilita que “las células resistentes al medicamento causen que el tumor se expanda”. De este modo, proponen que, en lugar de intentar erradicar completamente el tumor, una estrategia eficaz podría ser adaptarse a él.

Por tanto, en lugar de administrar a los pacientes las dosis más elevadas posibles de los agentes quimioterapéuticos, habría que probar con dosis más bajas. Con ello, se mantendrían vivas algunas de las células vulnerables al fármaco, y, así, especulan los expertos, quizás se impida el crecimiento de las células resistentes. En ratones con cáncer de mama, con dosis más bajas de paclitaxel se logró que el 60-80 por ciento estuviera libre de recidivas durante un largo periodo de tiempo.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales