El 80% de los pacientes con psoriasis tienen al menos un factor de riesgo cardiovascular asociado

Herramientas
|
11 jun 2013 - 16:00 h
|

Los pacientes con psoriasis tienen una mayor prevalencia que la población general de sufrir factores de riesgo cardiovasculares (FRCV) como el tabaquismo, obesidad, diabetes, hipertensión arterial e hipercolesterolemia, los cuales están asociados a una mayor probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular. Éste es el principal hallazgo del Estudio Pso-Risk, desarrollado con el patrocinio de MSD para conocer por primera vez en España la prevalencia de los FCRV en pacientes con psoriasis en tratamiento sistémico y atendidos en consultas hospitalaria. Los resultados del Estudio se han presentado en exclusiva en el contexto del 41º Congreso Nacional de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

El Estudio Pso-Risk, en el que han participado 368 pacientes con una edad media de 48 años, concluye que el 80 por ciento de los pacientes con psoriasis presentaron al menos un factor de riesgo cardiovascular. Es decir, que cuatro de cada cinco pacientes presentaron al menos uno de los siguientes factores: tabaquismo (30,2 por ciento), obesidad (32,3 por ciento), diabetes mellitus (16,6 por ciento), hipercolesterolemia (41,6 por ciento) e hipertensión arterial (41,8 por ciento). Estos datos de prevalencia fueron similares en hombres y mujeres, y aparecen también en el grupo de edad más joven (menores de 45 años).

Además de estas altas tasas de prevalencia, se detectó un importante infradiagnóstico, ya que el 27% de los pacientes del estudio presentaron un FRCV no diagnosticado ni tratado previamente.

En el estudio han participado 33 dermatólogos expertos en psoriasis de distintos hospitales de toda España1 y ha contado con el asesoramiento científico de tres dermatólogos de reconocido prestigio: Francisco Vanaclocha, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid; Isabel Belinchón, miembro de la Unidad de Psoriasis y Fototerapia del Servicio de Dermatología del Hospital General de Alicante; y Lluis Puig, director del Departamento de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de Barcelona.

El Dr. Lluis Puig, ponente en el Taller “Riesgo Cardiovascular en el Paciente con Psoriasis. Estudio Pso-Risk” celebrado en el Congreso, explica que “la relación hasta ahora no estaba del todo clara. Parece ser que existen mediadores comunes en la psoriasis y en la enfermedad cardiovascular, como por ejemplo el TNF-alta, que desempeña una función esencial en su fisiopatología”. A su juicio, “a raíz de conocer estos mecanismos fisiopatológicos comunes de ambas enfermedades se ha empezado a dar más importancia a los factores de riesgo cardiovascular en pacientes con psoriasis”.

La prevalencia del síndrome metabólico, que comprende una agrupación de alteraciones metabólicas (obesidad truncal, hipertensión, diabetes, dislipemia) y que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, también ha sido evaluada dentro del Estudio Pso-Risk2. Las anomalías más frecuentes detectadas fueron perímetro abdominal elevado (58,8 por ciento), presión arterial elevada (43,8 por ciento), colesterol HDL bajo (29,8 por ciento) y triglicéridos elevados (34,7 por ciento). De hecho el 29 por ciento de los pacientes con psoriasis presentó la combinación de perímetro abdominal elevado, presión arterial elevada y alteraciones lipídicas.

“A parte de que el paciente debe ser consciente de la serie de alteraciones metabólicas que padece e intentar mejorarlas, su presencia debe tenerse en cuenta a la hora de elegir el tratamiento de la psoriasis para el paciente, debido a los efectos adversos de determinados tratamientos”, afirma Puig. Porque “hay determinados fármacos que pueden alterar el perfil metabólico y las cormobilidades de los pacientes”.

Por ello, el dermatólogo debe tener en cuenta estos factores de riesgo cardiovascular a la hora de elegir el tratamiento adecuado para cada paciente. En este sentido, el Dr. Puig resalta que “los pacientes con estos factores sí pueden recibir terapias biológicas cuando esté indicado. Los fármacos biológicos ayudan a controlar la inflamación sistémica, el TNF además interviene como mediador en el proceso aterosclerótico o la disfunción endotelial”.

En la detección de los factores de riesgo en los pacientes con psoriasis el dermatólogo juega un papel fundamental. “Conseguir que los dermatólogos sean conscientes de estos factores de riesgo e implementen en su práctica diaria la detección de los mismos permitirá que se diagnostiquen”, resalta el director del Departamento de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

“Dada la elevada prevalencia de los factores de riesgo y que la psoriasis se diagnostica en general en pacientes jóvenes, el dermatólogo puede desempeñar un papel importante en la detección precoz de estos factores de riesgo y trabajar con los médicos de atención primaria y otros especialistas para mejorar el control y el tratamiento de los mismos”, concluye Puig, uno de los asesores científicos del Estudio Pso-Risk.

Twitter
Suplementos y Especiales