El CES insta a España a que respalde la inversión privada en I+D

Herramientas
|
24 jul 2015 - 10:00 h
|

España se incluye entre los países alejados del objetivo de gasto en I+D respecto al PIB para 2020, pese a la reducción del 3 al 2 por cien establecida en el Programa Nacional de Reformas 2013. Para alcanzarlo se contempla, entre otras medidas, aumentar la implicación del sector privado en la inversión I+D, que debería alcanzar el 1,2 por cien sobre el PIB en 2020. Pero las últimas cifras registradas, de 2013, situadas en el 0,66 por ciento, indican según un estudio del Consejo Económico y Social (CES) que la meta está aún lejana. Este organismo cree que deberían concretarse objetivos “más realistas”, ya que “trasladar al sector privado la responsabilidad de duplicar el porcentaje de inversión en I+D requeriría un amplio abanico de medidas que establecieran un marco mucho más favorable para las inversiones del sector privado en este ámbito”. A fecha de hoy, añade, dichas medidas, que son imprescindibles para alcanzar dicho objetivo, no se han concretado.

La primera de ellas tiene que ver con los incentivos a la I+D. Aunque el sistema español está considerado uno de los mejores del mundo, mantiene algunas “barreras” en su aplicación por parte de las empresas, y en especial las pequeñas y medianas, que tienen que ver con su complejidad, su alto coste administrativo y de gestión, la falta de estabilidad del marco legal y la escasa experiencia de la mayoría de las pymes en materia de solicitud de ayudas públicas. Además, el CES resalta la importancia que el nuevo Programa Horizonte 2020 otorga a las asociaciones público-privadas y el “claro reto” que ello supone para España, por cuanto se hará preciso “incrementar la participación del sector privado” en el sistema de I+D+i. Una tercera medida pasaría por eliminar barreras para facilitar la movilidad del personal investigador entre las universidades, los OPIS y las empresas.

De este modo, el CES no solo reprocha al Estado el no estar ayudando lo suficiente para impulsar la inversión privada en I+D y situarla en la media europea. Su informe de situación sobre la investigación en España lanza duras críticas contra los recortes acumulados en los últimos años. La “disminución generalizada de fondos públicos está poniendo en cuestión la viabilidad del Sistema español de Ciencia y Tecnología y entraña asimismo un retroceso muy preocupante de las políticas de transferencia tecnológica y de apoyo a la innovación”.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales