El ‘fast track’, un desafío para “la cirugía del siglo XXI”

La Via Clínica RICA busca promover la recuperación temprana de los procesos quirúrgicos en el SNS
Herramientas
|
08 ene 2016 - 16:00 h
|

‘Renovarse o morir’. Esta es, a grandes rasgos, la máxima de la que parte el Grupo Español de Rehabilitación Multimodal (GERM). Una idea que resume la filosofía del grupo para adaptar la tradición de las técnicas quirúrgicas a la actualidad. Como explica el presidente del GERM, José Manuel Ramírez, hay que empezar a partir de la evidencia científica para mejorar los resultados en salud.

Con la rehabilitación multimodal quirúrgica donde a través de la aplicación de medidas y estrategias perioperatorias se consigue que los pacientes que van a ser sometidos a un procedimiento disminuyan el estrés secundario originado por la intervención se recuperen mejor, disminuyan las complicaciones y la mortalidad.

Para llevar a cabo esto, el GERM desarrolló hace unos meses la Via clínica en Recuperación Intensificada tras Cirugía abdominal (RICA), que recoge toda la evidencia que existe en todo el perioperatorio de los pacientes quirúrgicos. Supone un cambio en el manejo del paciente antes, durante y después de la cirugía, donde gracias al trabajo multidisciplinar de nutrición, enfermería, anestesia, ginecología, urología, etcétera se acorta la estancia media de los pacientes, la recuperación, y se incrementa la calidad de vida.

Estos protocolos revisan las prácticas tradicionales, valorando los puntos específicos de cada tipo de cirugía. Las ventajas de estos protocolos han sido demostradas en ensayos clínicos aleatorizados y meta-análisis que inciden en una mejor utilización de los recursos y de los resultados, además de una mejora en la calidad percibida por el paciente.

Como recuerda Ramírez en la elaboración de esta vía ha colaborado el ministerio de Sanidad, que actualmente también se encuentra colaborando en su implantación en los servicios y centros del SNS.

“Sabemos que se están haciendo cosas que no son oportunas”, por tanto, la cuestión es cambiar de mentalidad, y pensar que la tradición hay que adaptarla a los tiempos actuales. “Se trata de apoyarnos en la evidencia, para conseguir menos agresión al paciente”, explica.

Esta reorganización precisa de la implicación no solo de los profesionales, sino de pacientes, administraciones y gestores. Ello no supone más dotación de recursos al sistema, sino cambiar las creencias y reorganizar lo que ya existe. “Adaptar los protocolos a la nueva evidencia, pasando por un cambio estructural, organizativo y de mentalidad de trabajo en equipo”, apunta.

Implantación en el SNS

Sin embargo, para Ramírez la implantación en el SNS está siendo lenta. Acutalmente, el fast track, como se le conoce en otros países, sólo está consolidado en Inglaterra, donde se firmó un acuerdo con el Gobierno para llevar a cabo su implantación y “ahora es casi una rutina diaria”, explica Ramírez. Por su parte, Estados Unidos está viviendo una explosión donde los profesionales están muy implicados.

Lo que sí tiene España, a juicio de Ramírez, es una implantación homogénea, algo importante para que todos los pacientes reciban la misma atención, ya que reducir la variabilidad es clave en el SNS.

Sin embargo, a pesar de que el proceso está siendo lento, Ramírez explica que cuando el grupo empezó hace nueve años contaban con siete hospitales, y actualmente están rondando los 24 centros. “Está aumentando el interés por estas prácticas”, reconoce el experto.

Los buenos resultados están al alcance de todos. Los estudios clínicos se centran en valorar las ventajas en cuanto a complicaciones, y la estancia hospitalaria. Actualmente, se tienen datos de colon y recto, y apuntan a una reducción del 50 por ciento de las complicaciones y se reduce la estancia hospitalaria. Con esto, “estamos haciendo cirugía del siglo XXI”.

Todos estos avances se actualizarán en marzo durante el II Congreso Nacional de Recuperación Intensificada. La principal novedad que se presentará en el encuentro es la publicación de unas guías de consenso, pioneras en España, que agruparán alrededor de 19 procedimientos quirúrgicos en áreas como la prótesis de cadera y rodilla, urología, obesidad, colon y recto, tórax...Un consenso sobre los ítems de la vía clínica para que los profesionales puedan plasmarlos en su práctica diaria.

Twitter
Suplementos y Especiales