El Gregorio Marañón, pionero en aplicar una técnica laparoscópica en uréter ectópico

Herramientas
|
10 jul 2015 - 16:00 h
|

La Sección de Urología del Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón es el primer centro de la Comunidad de Madrid que ha incorporado una nueva técnica de laparoscopia para el tratamiento del uréter ectópico en niños. Esta patología consiste en la localización del uréter en una zona diferente de la vejiga o, incluso, totalmente fuera de ella.

En cuanto a su prevalencia, se estima que este problema congénito afecta aproximadamente a uno de cada 2.000 recién nacidos, siendo más frecuente en niñas. En ellas, el conducto de la orina se desvía hacia la vagina, lo que puede ocasionar pérdidas constantes de orina, llegando incluso a una dilatación del uréter si la desembocadura es estrecha. Los síntomas más frecuentes del uréter ectópico son las infecciones y la incontinencia urinaria.

Con esta nueva técnica laparoasisitida, el centro ha logrado encontrar una opción alternativa a la habitual, más invasiva, en el tratamiento de uréteres ectópicos en riñones duplicados que desembocan en vagina y que producen una incontinencia urinaria continua a lo largo de toda la vida.

Como señala Alberto Parente, cirujano de la Sección de Urología del Hospital Gregorio Marañón, estas pacientes “son niñas que gotean constantemente, que nunca están secas, lo que dificulta su vida cotidiana”. Ahora, con esta nueva técnica laparoscópica, destaca este especialista, es posible “realizar un abordaje mínimamente invasivo, con menos dolor postoperatorio y menos secuelas”.

Esta técnica se suele realizar en niñas entre cuatro y seis años en las que se observa, tras la retirada del pañal, escapes de orina en forma de gotas. La intervención no se realiza antes porque, como explican desde el centro, la pérdida de orina no se considera patológica hasta los cinco años de edad y esta debe ser necesariamente tanto diurna como nocturna. Otro de los motivos es porque, en muchas ocasiones, los propios padres tardan en percibir el problema. Tras la realización de una adecuada historia clínica y una cistoscopia exploradora, la intervención mediante esta técnica consigue que desaparezcan los problemas incontinencia urinaria.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales