El grupo ERAS nace con el objetivo de mejorar el tratamiento del paciente quirúrgico

Herramientas
|
04 jul 2013 - 15:00 h
|

Con el objetivo de mejorar la información que recibe el paciente antes y después de someterse a una operación, se ha presentado, en el marco de la jornada ‘Rehabilitación Multimodal del paciente quirúrgico, un proceso multidisciplinar’, la creación del Grupo ERAS/GERM (del inglés Enhanced Recovery after Surgery). Tal y como ha explicado Jose Manuel Ramírez, cirujano del Hospital Clínico de Zaragoza y coordinador de este Grupo, con su creación pretenden “llevar a cabo un cambio en la forma de tratar a los pacientes, mediante protocolos consensuados por cirujanos, anestesistas y personal de enfermería”.

“El primer paso de todos los programas ERAS es la información exhaustiva y meticulosa sobre la patología y sobre el programa de cuidados, de tal manera que es el propio paciente quien pide a los especialistas que se cumplan los diferentes ítems del protocolo”, explica Ramírez. Un inicio que consigue convertir al paciente en el centro del programa y en parte activa del mismo desde el principio.

En cuanto a los objetivos del grupo español de recuperación multimodal, Ramírez ha explicado que se encuentran actualmente intentando adaptar un programa sobre rehabilitación modal ya creado por el Grupo Europeo ERAS, cuya implementación supondría “reducir las complicaciones durante el ingreso y postoperatorio del paciente y garantizar una recuperación mejor del paciente, que recibiría así antes el alta hospitalaria”, ha subrayado Ramírez.

Además, Ramírez también ha hecho referencia al sistema de verificación (check list) que, en 24 pasos, comprueba tanto que se cumple el protocolo de tratamiento al paciente como lo que ocurriría de no llevarse a cabo. “Estos listados son seguidos y cumplimentados por los profesionales involucrados en el cuidado del paciente. El sistema de verificación ERAS recuerda los diferentes pasos del protocolo establecido, entendiendo que cada punto es importante para el enfermo y además sirve para conocer las potenciales mejoras del mismo. En este sentido, el listado debe ser cumplimentado por el anestesista, el cirujano y por el servicio de enfermería”, ha detallado el coordinador del Grupo ERAS.

Otro delos aspectos clave de los programas ERAS es la colaboración y el consenso entre los diferentes profesionales sanitarios, algo que va a permitir alcanzar los resultados adecuados. “De manera individual, cada especialista actuaría sobre una parte pequeña de la vía clínica y nunca conseguiría un grado suficiente de cumplimentación del programa”, ha afirmado Ramírez.

Para concluir, el coordinador de este nuevo grupo de trabajo ha asegurado que “los programas de recuperación multimodal consiguen, a través de una vía clínica multidisciplinar (cirugía, anestesia, enfermería), reducir el impacto de la agresión quirúrgica, disminuyendo así las complicaciones postoperatorias y la estancia hospitalaria y aumentando la calidad de vida de los pacientes”.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales