El índice no invasivo FIB-4 predice mejor las complicaciones hepáticas en coinfectados VIH-VHC

Herramientas
|
31 mar 2015 - 15:00 h
|

El índice no invasivo FIB-4 arroja mejores resultados que la biopsia hepática para la predicción de complicaciones hepáticas y de muerte en pacientes coinfectados por el virus de la hepatitis C (VHC) y el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH), según un estudio realizado por el grupo español de estudio del sida (Gesida) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) que acaba de ser publicado en la revista Clinical Infectious Diseases. Este índice se basa en la edad, las concentraciones de transaminasas (ASAT y ALAT) y la cifra de plaquetas.

En cuanto a la muestra de pacientes, se ha utilizado la cohorte 3603, integrada por 1500 pacientes tratados del VHC en 19 centros hospitalarios españoles entre los años 2000 y 2008. En concreto, para este estudio se seleccionaron los 903 pacientes de la cohorte de GESIDA que tenían una biopsia hepática y una determinación de FIB-4 antes de comenzar el tratamiento de la hepatitis C. Se comparó la capacidad pronóstica para predecir muerte por cualquier causa y eventos hepáticos (descompensación hepática o hepatocarcinoma) mediante la metodología habitual en este tipo de estudios: curvas ROC (Receiver Operating Characteristic), curvas de Kaplan-Meier y pruebas de regresión de Cox multivariante.

De los 903 pacientes, 375 lograron respuesta viral sostenida (RVS) y 575 no lo lograron. Tras más de cinco años de seguimiento se documentaron 46 muertes, 64 descompensaciones y 13 hepatocarcinomas, la mayor parte de las cuales se concentraron en los pacientes que no lograron la respuesta viral sostenida. Todos los estudios estadísticos demostraron que el índice FIB-4 tenía una capacidad para predecir el pronóstico significativamente superior a la de la biopsia hepática. Además, en el subgrupo de pacientes que tenían cirrosis hepática en el momento basal, aquellos con un valor de FIB-4 > 3,25 tuvieron un riesgo ajustado de muerte o descompensación cuatro veces superior a aquellos con un valor de FIB-4

Según los autores, la explicación más plausible para explicar la mejor capacidad pronóstica del FIB4 que la de la biopsia hepática reside en que esta última permite evaluar la estructura hepática, pero no la función hepática. Sin embargo, el índice FIB-4 incorpora parámetros que se correlacionan con el grado de hipertensión portal (la cifra de plaquetas) y con la actividad necroinflamatoria hepática (transaminasas), todo lo cual tiene importancia pronóstica según diferentes estudios publicados hasta la fecha

Los resultados de estudio cuestionan el papel de la biopsia hepática como prueba de referencia para establecer un pronóstico a largo plazo en los pacientes coinfectados por VIH y VHC. Para este fin es más fiable el índice FIB-4 que ha sido elaborado específicamente para este grupo de población y que resulta muy sencillo de calcular a partir de unos pocos datos clínicos y de laboratorio. Los autores proponen el uso del índice FIB-4 tanto en la práctica clínica como en contextos de investigación (ensayos clínicos y estudios observacionales)

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales