25º edición de las Jornadas Nacionales de Enfermos Renales, organizadas por Alcer

El liderazgo de España en trasplante renal ahorra al SNS una media de 420 millones de euros al año

A pesar de que 2011 ofreció máximos históricos, la cifra de trasplantes de riñón hasta octubre había aumentado un 4% respecto a ese año

La SEN anunció la publicación de un documento de consenso sobre la ERC en colaboración con otras nueve sociedades científicas

Herramientas
|
16 nov 2012 - 18:00 h
|

El Sistema Nacional de Salud (SNS) ahorra una media de 420 millones de euros al año gracias a los trasplantes renales. Y es que, de no haber pasado por el quirófano, estos pacientes estarían en diálisis y el Estado se estaría gastando en ellos “dos veces más de lo que cuestan los trasplantes”. Así lo aseguró Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), durante la celebración, el 10 y el 11 de noviembre, del 25 aniversario de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (Alcer).

Unas cifras de ahorro que se mantienen gracias a la alta tasa de donaciones y trasplantes de nuestro país, que es líder mundial y alcanzó máximos históricos el año pasado. Eso sí, hasta octubre de este año, la cifra de trasplantes de riñón aumentó un 4 por ciento respecto a cifras del ejercicio anterior. Y todo ello teniendo en cuenta que el porcentaje de trasplante renal de donante vivo se incrementó un 30 por ciento el pasado año. Asimismo, las listas de espera en números absolutos y relativos continúan descendiendo cada año.

Sin embargo, tal y como recordó Matesanz, lo importante no es solamente la cantidad, sino también la calidad, un aspecto en el que nuestro país también destaca. “La diferencia en supervivencia de pacientes y de injertos es 20 puntos superior en España con respecto a Estados Unidos”, aseguró Matesanz.

Estos datos vinieron a refrendar las afirmaciones realizadas minutos antes por Luis Hernando, ex jefe del servicio de Nefrología de la Fundación Jiménez Díaz y una de las figuras clave en el desarrollo de esta área terapéutica en España, que subrayó en su intervención que “las mejores páginas de la nefrología están todavía por escribir”. Eso sí, siempre que “no se restrinja el dinero que se destina a la investigación”, recordó Ángel Luis Martín, ex presidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

Precisamente, para dar el punto de vista de la Administración pública estuvo en la inauguración de estas jornadas Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, que aseguró que lo que busca el Ministerio de Sanidad es “mantener el SNS”. Prueba de ello, en opinión de Vinuesa, son los tres proyectos que se van a poner en marcha desde el Gobierno en materia sanitaria: la estrategia para el abordaje de la cronicidad, la implantación de la historia clínica interoperable y la red de escuelas de salud, que ya funciona en cinco comunidades autónomas.

Por su parte, María Jesús Rollán, presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (Seden), subrayó que los avances alcanzados en nefrología en estos 25 años no habrían sido posibles sin el papel imprescindible de la enfermería, encargada de “educar a pacientes y familiares en el altísimo coste que se genera por los tratamientos farmacológicos, las dietas o los trasplantes, siempre sin culpabilizarlos”.

De otro modo, Alberto Martínez, presidente actual de la SEN, también aprovechó la ocasión para recordar la próxima publicación de un documento de consenso en enfermedad renal crónica firmado con otras nueve sociedades científicas, gracias también a la colaboración de Esteve y Abbott.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales