El SES trabaja en la sincronización del mapa sanitario y de servicios sociales

Extremadura consigue conectar sus áreas asistenciales gracias a su gestión a través de las NN.TT.
Herramientas
|
27 may 2016 - 16:00 h
|

La variabilidad en la clínica y en la gestión de las distintas comunidades autónomas es uno de los principales desafíos que tiene por delante el sistema sanitario. También lo asume el Servicio Extremeño de Salud (SES), buscando nuevas fórmulas y estrategias para equiparar su sistema a un nivel de excelencia. Así se puso de manifiesto durante la jornada ‘La Sanidad en Extremadura: visión actual y objetivos prioritarios’, organizada por Wecare-u, con la colaboración de Merck, que tuvo lugar la semana pasada coincidiendo con el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple.

Extremadura lleva tiempo trabajando para paliar los efectos de los ajustes derivados de la crisis económica, y dar un nuevo enfoque al modelo de asistencia. Los planes estratégicos en los diferentes niveles forman parte ya del quehacer diario del equipo que dirige el consejero de Sanidad, José María Vergeles.

Una comunidad que ha tenido que ganarse de nuevo la confianza de los pacientes. Así lo demuestran los datos del último barómetro sanitario, que vuelve a reconocer la labor de los profesionales extremeños en esta materia.

Así, medidas en el uso racional de los medicamentos en materia profesional; de asistencia sanitaria; de planificación profesional; y de salud pública son el eje que vertebra la sanidad autonómica y que a juicio de los responsables están sirviendo para nivelar la calidad asistencial.

El gobierno extremeño está convencido de que este esfuerzo exige una responsabilidad de buscar soluciones de eficiencia, “para cumplir el presupuesto y dar un buen servicio”, destacó el consejero de Sanidad, José María Vergeles.

El responsable aseguró que Extremadura asume el reto de la gestión sanitaria bajo dos ejes: la adaptación de la cronicidad, y el impulso de la investigación y la innovación.

En este último aspecto, Vergeles destacó la importancia de la medicina de precisión, pero sin olvidar que la medicina personalizada no solo depende de la innovación terapéutica sino de la relación médico-paciente, también clave en este proceso, ya que de no ser así se correría el riesgo de fragmentar la asistencia y no poder cubrir las necesidades en salud. Claro que, “hay que hacerlo con sostenibilidad económica”.

Al igual que el gerente del SES, Ceciliano Franco, Vergeles recordó que lo más difícil en estos meses ha sido “gestionar la deuda de 450 millones de euros”, que ha puesto a la sanidad extremeña en una situación comprometida para poder pagar las nóminas y a los proveedores. Asimismo, el aumento progresivo de gasto, sobre todo en farmacia está en el ojo de todas las miradas, ya que “Extremadura es la única comunidad que tiene el consumo por habitante y año de receta “más alto del sistema sanitario”, destacó Franco. A su juicio está relacionado con el envejecimiento de la población, pero también con las políticas farmacéuticas “que se están haciendo o se hayan hecho”, el modelo de prescripción de los facultativos, o el consumo de los medicamentos por parte de los ciudadanos.

El equilibrio es importante, para Franco, que puso en valor el esfuerzo que está haciendo la Administración para hacer un sistema sostenible, “adecuadamente y correctamente” con una calidad en los servicios. Para poder lograr esta meta, el SES tiene que contar con un presupuesto de unos 1.700 millones de euros.

Franco explicó que la intervención del Estado en las cuentas del SES ha “comprometido mucho” la situación del SES ya que ha condicionado el pago a proveedores y ha puesto en ‘jaque’ otras inversiones. A pesar de esto, no tiene dudas de que la situación se va a ir solucionando después de la confirmación del crédito a corto plazo que podría recibir la comunidad.

De este modo, el gerente considera que el consumo de farmacia hospitalaria es el que va a poner en tela de juicio el futuro de la sostenibilidad del sistema, ya que se ha incrementado en torno a un 20 ó 30 por ciento al año, y lo ejemplificó con el caso de los medicamentos de la Hepatitis C.

En este marco, para el consejero las relaciones con todos los agentes del sistema están cambiando. “Es necesario que el SNS sea menos asistencialista y más preventivista”. Su propuesta para ello es que el sistema se base en criterios profesionales y en la evaluación de resultados para incorporar las innovaciones terapéuticas. “Pido una estrecha colaboración y corresponsabilidad entre todas las partes para hacer esto posible”, explicó Vergeles.

De esta manera, el responsable extremeño abrió las puertas a la industria para impulsar acciones conjuntas como las compras centralizadas, los techos de gasto y el riesgo compartido.

Precisamente, el director general de Asistencia Sanitaria del SES, Vicente Alonso, explicó la estrategia puesta en marcha en el uso racional de medicamentos. En este sentido, está en marcha el Plan de Eficiencia Farmacéutica, con siete objetivos específicos centrados en implicar a los profesionales en el uso racional de medicamentos; en el control medicamentos de alto impacto económico como la hepatitis o los tratamientos oncológicos; en mejorar eficiencia en los servicios de farmacia hospitalaria; optimizar la compra de medicamentos; establecer los sistemas de información de farmacia; y velar por la calidad y seguridad en el uso de medicamentos.

En este sentido, el SES también cuenta con las alternativas terapéuticas equivalentes (ATEs) para los IBP, y las estatinas. Para Alonso es fundamental establecer la prescripción electrónica por principio activo con herramientas de ayuda, las compras centralizadas de medicamentos, y la implementación de modelos de riesgo compartido. Una de las novedades que está sacando adelante el SES es, precisamente, la creación de una comisión de farmacia.Como indició Alonso es una estrategia para permitir equidad en la innovación. “Ahora mismo el criterio de introducción de cada medicamento está al arbítrio de cada área de salud, por lo que esta comisión tiene el objetivo de que cada medicamento sea analizado antes de la autorización”, precisó.

La planificación

Las características territoriales de Extremadura hacen que su organización se base en una gerencia integrada para dar cobertura a todos los pacientes. En este sentido, como explicó el director general de Planificación, Formación y Calidad, Luis Tobajas, la coordinación asistencial entre hospitales y centros de salud se hace imprescindible, con la introducción de los servicios sociales.

Conscientes del esfuerzo que supone, la consejería está impulsando algunas estrategias para facilitar este continuo asistencial, potenciando sobre todo el papel de la atención primaria. De hecho, el 16 por ciento del presupuesto está dedicado a este nivel.

“En enero se inició el proceso de revisión del actual mapa sanitario para poder llevar a cabo una verdadera coordinación sociosanitaria”, aseguró Tobijas. En este plan se tienen en cuenta criterios de comunicación, dispositivos de urgencias y emergencias, enfermedades que tiene la población y cómo se encuentran distribuidas o la edad de la población. Así, el experto considera necesario definir los centros, servicios y unidades de referencia en Extremadura para especialidades y prestaciones sanitarias no disponibles en origen.La consejería está actualizando la cartera de prestaciones de cada Área de Salud, para poder en un futuro cercano establecer el procedimiento para la canalización de pacientes. Todo ello es posible gracias al desarrollo del módulo de derivaciones en JARA, un sistema informático que tiene interconectada a toda la región.

Esta estrategia se enmarca en las distintas áreas de salud que cuentan con hospitales y unidades de referencia, así como complejos hospitalarios.En total hay 16 centros hospitalarios públicos y un total de 3.558 camas instaladas.

De hecho, los datos de 2015 destacan que el número de núcleos de población con una isocrona inferior a 15 minutos al centro de salud es del 90,08 por ciento.

Para analizar todas las propuestas que se llevan a cabo en estas áreas, Extremadura cuenta con la colaboración de las gerencias de las distintas áreas de salud, los profesionales y pacientes a través de los consejos de salud de zona.

Actualmente, estos órganos consultivos están centrados en priorizar el diagnóstico precoz y la coordinación asistencial de las enfermedades raras y poco frecuentes. Para ello, están promoviendo la realización de pruebas diagnósticas, web-naper.

El papel de los profesionales

Durante el encuentro, los diferentes gestores pusieron en valor el esfuerzo llevado a cabo por los profesionales sanitarios. En esta materia, hay diferentes medidas que pretenden mejorar la formación, la organización y los recursos humanos en los diferentes centros sanitarios de la comunidad.

La gestión clínica, por ejemplo, es una opción a valorar por el gobierno extremeño. Como anunció Alonso están trabajando en poner en marcha su modelo propio, “basada fundamentalmente en la participación activa y responsable de los profesionales en la consecución de los objetivos”, indicó el director general de Asistencia Sanitaria. En esta línea, la comunidad retomará los contratos de gestión donde en un solo documento estarán reflejados todos los datos de estructura, actividad y objetivos de todos los recursos sanitarios del Área de Salud y su estructura presupuestaria conjunta.

En materia laboral, hace unas semanas el SES estrenó un nuevo sistema de bajas. De hecho, la comunidad ha sido pionera en esta fórmula, gracias al sistema informático. Así lo explicó Tobajas que puso en valor el papel de los profesionales en la gestión de la incapacidad temporal (IT).

Por otra parte, la formación continuada es un objetivo preferente en la consejería de Sanidad. “Trabajamos en aumentar el porcentaje de profesionales que realizan actividades de formación continuada”, aseguró Tobajas, al tiempo que adelantó que la comunidad está acelerando la implantación de la formación a distancia.

Del mismo modo, promover la planificación del número necesario de profesionales sanitarios especialistas que precisa el sistema extremeño es un horizonte definido en la estrategia autonómica. Por ello, la consejería trabaja en un registro de profesionales sanitarios para conocer el recambio generacional del tejido profesional y planificar las plazas de especialistas, con el fin de evitar problemas con los numerus clausus que se dan en el resto de autonomías.

En este aspecto, para Tobajas hay que potenciar el papel de los tutores. “Es un binomio fundamental para mantener la sostenibilidad”. Este experto está convencido de que hace falta impulsar su papel y por ello desde el SES apuestan por un sistema de incentivos y garantizando un acceso prioritario a la formación.

Al hilo de esto, salió a colación la acreditación y la evaluación de los centros sanitarios. Otra de las medidas a impulsar por esta administración. “Se están realizando auditorías de los centros establecimientos y servicios privados que desean concertar con el SES y que han hecho autoevaluaciones”.

Asimismo, están manteniendo un funcionamiento armónico de la Comisión de Responsabilidad Sanitaria.

Asistencia sanitaria

Por otra parte, otro de los retos que tiene por delante la administración en materia organizativa es avanzar en tecnología y en innovación. Esto requiere de un cambio en las estructuras organizativas a otras más horizontales y multidisciplinares. “Rediseñar el modelo de Gerencia Única con nuevo impulso a la Atención Primaria de Salud y Hospitales integrados en una red de cuidados única”, advirtió Alonso.

Teniendo en cuenta la situación económica de la comunidad, “con un aumento del presupuesto sanitario en un 12 por ciento, el modelo extremeño ha tenido que adaptarse a las nuevas demandas”. Lo que supone reorientar el modelo poniendo el foco en el paciente. “Las herramientas de información nos permitirá hacerlo”, indicó Alonso.

Una ayuda es la estratificación de la población, ya que en regiones como Extremadura facilita a los profesionales en su cupo que paciente se encuentra en cada área.

En materia de atención primaria también se están también llevando a cabo algunas actuaciones como un nuevo reglamento de organización y funcionamiento de los equipos; el aumento de la capacidad resolutiva del médico de AP con acceso a catálogo de pruebas homogéneo en todas las áreas de salud; o la integración de la categoría de atención continuada.

Para disminuir la variabilidad clínica, el SES está trabajando también en los problemas de acceso equitativo de los ciudadanos a unos cuidados apropiados; la gestión por proceso. Existe un grupo de trabajo central de Gestión por Procesos Asistenciales y de Soporte. Además, se está potenciando la el desarrollo y utilización de guías y vías clínicas.

En especializada, por su parte, también se está gestando un nuevo reglamento de estructura, organización y funcionamiento de los hospitales. Alonso aseguró que para el próximo año se llevará a cabo un plan de renovación tecnológica, puesto que la comunidad está haciendo hincapié en la importancia de las nuevas tecnologías. Asimismo, la red de trasplantes, o el biobanco de tejidos para el uso clínico, y el de tumores también verán la luz próximamente.

Salud Pública

Las estrategias en materia de salud pública su pusieron sobre la mesa durante el encuentro. La directora general del SES en esta materia, Pilar Guijarro, destacó la importancia que tiene en la comunidad con diferentes planes puestos en marcha. La prevención es la clave que vertebra todas las estrategias. Así, por ejemplo, la comunidad tiene en marcha diferentes mecanismos contra las infecciones nosocomiales en todos los hospitales, con un protocolo de actuación que en unos meses verá la luz. En este aspecto, los sistemas de información son la base, por ello están poiniendo en marcha un sistema de registro unificado en todos los hospitales. “Vamos hacer un estudio de prevalencia de la infección nosocomial, para tener una panorámica global en la toma de decisiones”. Además, el SES también está impulsando un programa de detección precoz en cáncer colorrectal, que dará resultados proximamente.

Con todo, el encuentro sirvió para poner sobre la mesa la importancia de las diferentes fórmulas sanitarias que se están llevando a cabo para conseguir mantener ese equilibrio entre lo que supone “sacar adelante una comunidad”, como indicó Vergeles, “y devolver la confianza de los pacientes a los profesionales y al sistema”.

La teleasistencia y las nuevas tecnologías son, a juicio de Tobajas, útiles en el cumplimiento terapéutico de los crónicos. Aportan menor presión asistencial para los profesionales y ahorro de costes al sistema, ya que reducen en un 75 por ciento las visitas al hospital. De hecho, como indicó el director general de planificación, más de 20 millones de personas mayores de 50 años padecen una dolencia crónica, y la atención a estos pacientes es causa directa del 70 por ciento del gasto sanitario. Por ello, “la incorporación de soluciones de eHealht y de las NN.TT. puede contribuir a paliar esta situación insostenible a largo plazo”. Los expertos tienen claro que éstas van a evolucionar más rápido la capacidad de aceptación y adaptación de profesionales y pacientes. Eso sí, “no deben sustituir la atención humana, pero algunas dudas sencillas se pueden responder por email o whatsapp, por ejemplo”. Es evidente, por tanto, que existe un cambio de paradigma en el ámbito de la comunicación, la salud y los pacientes.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales