El SNS financia certolizumab pegol para el tratamiento de la AxSpA y la PsA

Herramientas
|
02 sep 2014 - 12:00 h
|

La Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia ha resuelto financiar certolizumab pegol, comercializado como Cimzia por UCB, con cargo al Sistema Nacional de Salud. Esta resolución, efectiva a partir del 1 de septiembre, es para las indicaciones de espondiloartritis axial activa grave (axSpA) y para la artritis psoriásica (PsA).

Certolizumab pegol es un agonista del TNF (antiTNF) pegilado que ha demostrado tener una rápida reducción de los signos y los síntomas de la artritis psoriásica y de la espondiloartritis axial grave, una enfermedad que afecta principalmente a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas y que engloba la espondilitis anquilosante (EA) y la espondiloartritis axial (axSpA) sin evidencia radiográfica de EA. “Las peculiaridades de ambas patologías hacen que el manejo de estos pacientes sea muy complejo y las opciones terapéuticas muy limitadas, de ahí la importancia de que estos medicamentos estén incluidos dentro de la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud”, señala Pablo Talavera, reumatólogo y director médico de Inmunología en UCB.

Los datos de eficacia y seguridad de certolizumab pegol están avalados por los datos a largo plazo (96 semanas de seguimiento) de los estudios Rapidtm-PsAi y Rapidtm-axSpAii, presentados recientemente en el Congreso EULAR 2014. En ellos, se ha demostrado la eficacia del tratamiento con este agonista del TNF pegilado en artritis psoriásica (primer ensayo) y en espondiloartritis axial (segundo ensayo). En relación a este segundo ensayo, es la primera vez que un estudio engloba la espondilitis anquilosante y la espondiloartritis axial no radiográfica, dos subgrupos poblacionales dentro de la espondiloartritis axial grave.

El estudio Rapidtm-axSpA concluye que los pacientes tratados con dosis de 200 miligramos cada dos semanas o con 400 miligramos cada cuatro semanas de certolizumab pegol tuvieron una rápida reducción de los signos y los síntomas de espondiloartritis axial grave, con muy buenos resultados también en los datos reportados por los pacientes. Unos datos que sugieren que las mejoras en la actividad de las enfermedades a las 24 semanas en pacientes con espondiloartritis axial tratados con este fármaco se han mantenido a lo largo de dos años, con un perfil de seguridad similar al de otras terapias farmacológicas biológicas. En el caso de la artritis psoriásica, la familia de los agonistas del TNF ha supuesto una revolución en su tratamiento ya que han demostrado ser eficaces en todas sus manifestaciones clínicas. De hecho, ha sido la primera terapia biológica con indicación para esta patología que afecta a entre un 25 y un 30 por ciento de las personas con psoriasis.

Según los datos del estudio rapidtm-PsA, los pacientes con artritis psoriásica tratados con las dosis antes mencionadas mejoraron los signos y los síntomas de la enfermedad incluyendo articulaciones, piel, entesitis, dactilitis y afectación de las uñas. Unos resultados que se produjeron en las dos pautas de dosificación ensayadas (200 mg cada 2 semanas y 400 mg cada 4 semanas). En lo que respecta a la seguridad, no se observó ninguna señal nueva diferente de lo ya conocido.

Otro resultado interesante que arroja el estudio es que certolizumab pegol ha demostrado ser igualmente eficaz tanto en pacientes con o sin experiencia previa con otros antiTNFs. Y es que, pese al cambio que han supuesto estos fármacos en el manejo de los pacientes, hay un grupo que no responde al tratamiento o desarrolla una ineficacia secundaria, por lo que requieren un segundo o tercer tratamiento con otro antiTNF.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales